ximena quijano
El crimen ocurrió en el estado de Puebla

Por este cuádruple asesinato fueron detenidas tres personas, dos hombres y una mujer


Los tres jóvenes estudiantes de medicina, entre ellos dos colombianos y un mexicano, y el conductor del Uber en el que se movilizaban que fueron asesinados el pasado domingo 23 de febrero, los mataron por un sombrero.

Aunque insólito, de acuerdo con las autoridades mexicanas, esta es la hipótesis que manejan tras relatos de testigos quienes contaron que previo al asesinato, mientras los estudiantes disfrutaban del carnaval de Huejotzingo, Ximena Quijano tuvo una discusión con la joven que quería quedarse con su sombrero.

Al parecer, según las autoridades, Ximena fue despojada del sombrero por la otra fémina, que fue identificada como Lisseth N. de 22 años de edad, lo cual inició una pelea entre el grupo de amigos y la ladrona.

Tras hacerle saber a la Policía que se encontraba en el sitio del altercado, Lisseth fue obligada a devolver la pertenencia a la colombiana y José Antonio decidió que era momento de retirarse.

Luego de solicitar el Uber y abordarlo entonces ocurrió la tragedia. Todos fueron asesinados, tanto los universitarios como el conductor.

Las pruebas

El fiscal mexicano Gilberto Higuera indicó que posterior al hecho y tras allanamientos a tres domicilios de los sospechosos, hallaron en uno de ellos la manzana de la discordia: el sombrero azul.

En esas viviendas también se encontraron varias pertenencias de las víctimas, como documentos relacionados con actividades médicas y logotipos de origen colombiano que estaban siendo quemados, además de seis vehículos con reportes de robo, narcóticos, municiones y chalecos antibalas.

Por este cuádruple asesinato fueron detenidos Lisseth, y otros dos hombres: Pablo de Jesus N. de 46 años y Ángel N. de 26 que serían miembros de una banda de narcotráfico y jaladores de carros.

Debido a la identidad de los detenidos, los padres de Ximena y José Antonio se encuentran bajo protección.