Un par de científicos chilenos descubrieron a más de 1.500 años luz de la Tierra, la existencia de dos planetas gigantes, cuyo tamaño es similar al de Júpiter. En un comunicado difundido por el Centro de Excelencia en Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA), se manifiesta que los astrónomos denominaron estos dos nuevos asteroides, como “dos enormes bolas de gas de tipo Júpiter Caliente”.

Una de las investigadoras, quien es doctora en Astronomía de la Universidad de Chile, Maritza Soto, aseguró que «se estima que ambos planetas están compuestos principalmente de hidrógeno y helio», al tiempo que dijo que «el principal aporte de la investigación es que entrega evidencia para el estudio de la inflación de planetas, el cual es un fenómeno que se ve en muchos planetas (denominados) ‘Júpiter calientes’, pero que aún no logramos comprender del todo».

Esta afirmación la hizo Soto luego de explicar que uno de los planetas descubiertos, identificado como K2-237 b, es “inflado”, con un tamaño mucho mayor a lo que está contemplado en teorías astronómicas, lo que hace de él un objeto de estudio que llama la atención inmediata de científicos especializados.

El segundo planeta fue nombrado con el código K2-238, que según expertos realiza su órbita en tres días, mientras que el primero lo hace en dos.

La investigación que permitió este descubrimiento estuvo vinculada al Observatorio La Silla del Observatorio Europeo Austral (ESO), que es la principal organización astronómica intergubernamental en Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo.