Vídeos difundidos en las redes sociales mostraron una primera explosión seguida de otra que provocó una gigantesca columna de humo. Las deflagraciones hicieron temblar edificios vecinos y provocaron la rotura de vidrios a varios kilómetros a la redonda. En un principio se creyó que se trataba de un accidente, pero luego Israel se adjudicó el atentado.

Decenas de videos e imágenes de lo ocurrido circulan por las redes sociales, algunos captan el momento exacto de la explosión en un depósito en el puerto de Beirut y otros los destrozos y heridos que resultaron del ataque terrorista.

«Sentí como un temblor de tierra y después una enorme deflagración y los vidrios se rompieron», dijo a la AFP una libanesa en el centro de Beirut.

El presidente Michel Aoun convocó una «reunión urgente» del Consejo Superior de Defensa y el primer ministro decretó un día de luto nacional para este miércoles.