Córdoba fue su destino luego de que en el refugio Villa Lorena se presentara una crisis que derivó en la salida a distintas zonas del país, de 100 animales silvestres


Con buen semblante, feliz musculoso y vigoroso. Así lucía el león Júpiter antes de ser traslado de Cali, al Zooparque Los Caimanes en Buenavista-Córdoba en el año 2018. 

Durante los últimos días su cuidadora original,  quien velaba por su bienestar en el refugio Villa Lorena de la capital del Valle del Cauca, ha denunciado el crítico estado de salud en que el felino se encuentra, por lo que ha pedido que sea devuelto a su lugar de origen. 

La Corporación Autónoma de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS), firmó la autorización para el traslado por vía aérea, desde el pasado 24 de febrero, sin embargo tal diligencia no se ha hecho y la salud del animal empeora a cada minuto. 

La mujer identificada como Ana Julia, quien siempre ha estado al cuidado del felino de 20 años, lo compró hace 20 años cuando le fue extraído del vientre de su madre, una leona que llegó a Cali como una de las atracciones de un circo. 

Córdoba fue su destino luego de que en el refugio Villa Lorena se presentara una crisis que derivó en la salida a distintas zonas del país, de 100 animales silvestres. 

En una entrevista con el diario El Tiempo, Ana Julia pidió que no dejaran morir a Júpiter, con quien tiene un nexo sentimental de tal magnitud, que asegura que “tuvo una corazonada”, por lo que vino a visitarlo a la costa. 

Ella describe que el animal tiene anemia, daño en el riñón y pulmón”, y además pesa 90 kilogramos cuando debería estar sobre la línea de los 300 kg. 

Este medio reseña que Ana Julia entre lágrimas se lamenta porque Júpiter se niega a ingerir alimentos y responsabiliza al Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma), organismo ambiental de la capital vallecaucana, por la situación que se ha presentado.  

Se conoció que la CVS envió hasta el Zooparque dos veterinarios especializados en fauna exótica para tratar al león, quien sumarán trabajos articulados al especialista del Dagma y al que trajo Ana Julia por sus propios medios desde Cali.