La Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba (ASCSUCOR) se pronunciaron a través de un comunicado emitido a la opinión pública, donde exigen al presidente Iván Duque que le de cumplimiento al punto 3 del acuerdo final de paz, y además le dé ponga en marcha lo establecido en el decreto de ley 154.

Dicho decreto sus consideraciones refiere garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones y conductas criminales, responsables de homicidios y masacres que atenten contra defensores, defensoras de derechos humanos, movimiento sociales o movimientos políticos o que amenazan o atenten contra personas que participen en la implementación de los acuerdos.

Las exigencias de esta organización campesina surgen, tras los asesinatos registrados la noche del lunes, 1 de junio, en el municipio de Puerto Libertador, donde fueron ultimados a balazos Arcangel Pantoja, miembro fundador de Ascsucor, y  Omar Agudelo, quién además de pertenecer a ASCSUCOR, era  integrante de la Junta de Acción Comunal de la Vereda Río Sucio.

A ambos los sacaron de sus residencias y luego los ejecutaron a disparos: el primero fue sacado de su casa, ubicada en la Vereda Río Sucio, mientras que Agudelo lo mataron en la cabecera corregimental de Juan José.

La Asociación asegura que desde el 2017 vienen denunciando los contantes crímenes que vienen cometiendo grupos armados por el control territorial y social, en el sur del departamento de Córdoba.

En la misiva señalan que la disputa por el poder ha aumentado, tras la reincorporación de las FARC- EP, sumado a otros factores de ilegalidad particulares que «ha puesto en riesgo la vida, integridad y seguridad de las comunidades campesinas y lideres sociales».

«La Defensoría del Pueblo tiene vigente la alerta temprana 054 de 18 de diciembre 2019, por la cual recomienda las acciones que se deben realizar para conjurar los posibles hechos; estas alertas temprana identifica una población en riesgo entre esas a los miembros de la Asociación de Campesinos del sur de Córdoba “ASCSUCOR”, de la Asociación Campesina para el desarrollo del Alto Sinú “ ASODECAS” de la Coordinadora Nacional de cultivadores de coca amapola y marihuana “COCCAM”, de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina “ANZORC”, de la Fundación social agraria y Popular “FUNSACP”, de la Fundación Córdoba Diversa “CORDOBERXIA. Además, da cuenta de la recomposición de la guerra y la lucha frontal de diversos grupos armados ilegales con la poca y/o nula presencia y acciones reales del estado para allanar los espacios abandonados por las FARC-EP, en cumplimiento del acuerdo final y confrontando realmente a los “grupos sucesores del paramilitarismo”, explican en una parte del comunicado.

Ante todo lo expuesto, también le exigen al ministro de Defensa Nacional, ordenar y requerir las medidas necesarias y pertinentes que deban asumirse para contrarrestar la situación de riesgo y terror que se presenta en el municipio de Puerto Libertador, sus corregimientos y veredas aledañas, especialmente las anunciadas en la alerta temprana 054 del 18 de diciembre de 2019.

ASCSUCOR también solicita:

  1. A la Defensoría del pueblo que eleve esta petición por sus medios al nivel que corresponda
    y que se pueda desde su competencia adelantar acciones urgentes que vayan en vía de
    preservar la vida e integridad de estas comunidades y de igual manera que permitan apoyar
    en cualquier sentido a las familias de estos hermanos campesinos asesinados vilmente.
  2. A la comunidad Nacional e Internacional, a las organizaciones defensoras de Derechos
    Humanos, el acompañamiento y apoyo ante esta vulneración de los derechos humanos
    fundamentales que concurrieron en la relatoría de estos hechos y a difundir públicamente
    esta denuncia y remitir respuestas del citado oficio numero 101 a los correos:
    [email protected][email protected]