Durante la tarde del martes, 15 de septiembre, se desarrolló en el municipio de Montelíbano un Consejo de Seguridad Extraordinario, donde evaluaron la situación en tema de seguridad, tras los recientes asesinatos de la comerciante Melisa María Romero, de 27 años de edad, y su sobrina de 12 años.

La mesa de trabajo estuvo conformada por el alcalde de Montelíbano, José David Cura Buelvas; el secretario de Interior de Córdoba, Camilo Berrocal; representantes de la Defensoría del Pueblo; y los altos mando militar y policial de la región, quienes establecieron aumentar a 50 millones de pesos de recompensa para quien ofrezca información sobre el paradero los responsables de este doble homicidio.

Berrocal indicó que otros de los puntos establecidos para proteger a los habitantes del referido municipio son el aumento del pie de fuerza, la designación de un Grupo Élite, y la implementación del ‘Plan Candado’ que busca cerca la jurisdicción con funcionarios militares y policiales con el objetivo de atrapar a los criminales.

Como se recordará, este Consejo de Seguridad se da 24 horas después de las muertes de la propietaria de una ferretería y su sobrina, quienes se encontraban manejando bicicleta por en el kilómetro 4 de la vía que de Montelíbano conduce hacia Puerto Libertador, cuando fueron sorprendidas por unos sujetos en moto que le dispararon.

Las víctimas murieron en el sitio. Según el alcalde Cura, un disparo en la cabeza de Romero bastó para acabar con su vida y la misma bala impactó la humanidad de la menor.

En una primera línea de investigación la extorsión estaría detrás de estos homicidios que ha causado conmoción en el país.