La gobernación de Antioquia anunció que el departamento, tras 26 días en alerta roja por la alta ocupación de camas UCI con pacientes COVID – 19, pasa al nivel naranja en esta variable.

Luis Fernando Suárez, gobernador encargado del departamento, contó que, de acuerdo con los reportes de las autoridades de salud, la ocupación de estas camas ha estado por debajo del 75% en los últimos tres días.

“Hoy estamos en el 72,3%. Este es un paso importante que facilita precisamente ese proceso de reactivación siguiendo las facultades que tiene el departamento. Nosotros apoyamos la apertura económica, pero todo esto funciona si se hace una buena medición, en especial en la segunda o tercera semana de septiembre”, dijo Suárez.

Así mismo, el gobernador encargado comentó que ya le reportaron al Ministerio de Salud el desabastecimiento de medicamentos necesarios para las UCI y que en la medida que eso se solucione, van a dar también aval a que se reactiven los servicios médicos no urgentes que hoy están suspendidos por la pandemia.

“Con base en las cifras positivas, hoy podemos permitir también la apertura de algunos servicios ambulatorios porque también entendemos que el sector salud tiene una grave crisis desde lo financiero”, agregó el mandatario.

Se espera que también esta tarde de martes se dé a conocer la circular de la secretaría de Salud de Antioquia que otorgue el permiso para prestar de nuevo estos servicios no urgentes.