El ingeniero Felipe Incer Covo (QEPD), oriundo del municipio de San Andrés de Sotavento, Córdoba, y quien fue egresado de la Universidad de Cartagena dejó un gran legado que hoy más que nunca, en estos tiempos de pandemia, tiene vigencia.

El mayor logro de este gran profesional fue desarrollar el AH-FIC, que es un medicamento quimiotáctico de nanotecnología molecular, potente virucida de amplio espectro, que mata todo tipo de virus.

Este medicamento, por su composición hiperoxidante e hidrógenonizante, se convierte en un desinflamatorio y analgésico efectivo, que ayuda a descongestionar las vías respiratorias, medicamento antioxidante alcalinizante del grupo ROS, (estallido de la molécula de oxígeno) por ser biodegradable NO tiene ningún tipo de contraindicaciónes, ni efectos secundarios, puede ser utilizado por cualquier persona.

El ingeniero Incer Covo fue un hombre estudioso, que dedicó gran parte de su vida a la ciencia y la tecnología, su mayor desafío fue encontrar la fórmula exacta para estabilizar, filtrar y destilar de forma segura ÁCIDO HIPOCLOROSO para usos medicos y tratamientos de diferentes enfermedades, fórmula biodegradable de fácil utilización que está revolucionando el mundo gracias a sus múltiples aplicaciones y beneficios en la medicina.

Concentró sus esfuerzos en obtener un eficaz viracida, capaz no solo de matar virus sobre superficies, si no poderlos eliminar dentro del cuerpo humano de forma segura, sin poner en riesgo la salud de los pacientes. De esta forma detener los efectos dañinos que producen los virus.

Gracias a la proeza de este brillante hombre, hoy contamos con un poderoso viracida quimiotáctico de nombre AH-FIC. En las últimas dos semanas un grupo de pacientes diagnosticados con COVID-19 aceptaron voluntariamente hacerse el tratamiento con el AH-FIC.

De forma segura, en estas pruebas iniciales se obtuvieron resultados sorprendentes, todos los pacientes se recuperaron rápidamente sin presentar ningún efecto secundario. Gracias a estas experiencias se pudo constatar la efectividad del producto.

Las pruebas han sido realizadas en diferentes ciudades como Santa Marta, San Andrés de Sotavento, Tuchin, Cartagena y Montería. Diferentes funcionarios de la salud han podido evidenciar y dar fe de que los pacientes se recuperan rápidamente dentro de las primeras 72 horas. Son muchos los testimonios reales que hoy confirman al AH-FIC como un medicamento efectivo para tratar la COVID-19.

Pero para poder entender este producto y su composición fisicoquímica, debemos conocer primero ¿Qué es ÁCIDO HIPOCLOROSO? El ácido hipocloroso, forma parte de un nuevo grupo de sustancias microbicidas conocidas como «moléculas antimicrobianas no antibióticas» que por su amplio espectro, rápida acción y amplio margen de seguridad, pueden ser utilizadas para controlar y prevenir un amplio número de infecciones de la piel y mucosas.

Biológicamente, se clasifica dentro de un grupo de pequeñas moléculas conocidas como especies reactivas del oxígeno (ROS) sintetizadas por células del sistema inmune (neutrófilos y macrófagos) durante un proceso inmunológico conocido como «estallido respiratorio», durante la fagocitosis de antígenos en reacción con la enzima mieloperoxidasa, peróxido de hidrógeno (H2O2) y un ion de cloro neutral. Funciona como una sustancia quimiotáctica que permite un excelente control microbiano y activación del sistema de defensa que facilita la rápida e inocua reparación de tejidos dañados.

El AH-FIC o Acido Hipocloroso estabilizado, destilado y filtrado por el ingeniero Felipe Incer Covo es un poderoso viracida, que mata en 99.9% toda clase de virus incluyendo el virus que produce la COVID-19. Es un medicamento biodegradable no tóxico que no representa ningún tipo de daño para la salud, ya que en su composición química la molécula del ión de cloro se encuentra completamente estabilizada y neutraliza, por tal razón no irrita, no produce ningún tipo de alergias ni efectos secundarios, no tiene contraindicaciónes.

Este potente viracida permite librarnos de muchos virus, bacterias, gérmenes y hongos, al mismo tiempo tiene la capacidad de subir y potencializar nuestro sistema inmunológico. No cabe duda que este medicamento será considerado en un futuro como uno de los mayores avances de la fisicoquímica, en la nanotecnología de la medicina molecular.

¿Quién fue Incer Covo?

Incer Covo fue coordinador del PMA en el departamento de Bolívar. Trabajó como jefe de proyectos en Coorvivienda en Cartagena y también trabajó con el grupo Bavaria, donde hizo parte en el proyecto de fabricación de Agua Manantial, producto comercializado y reconocido a nivel nacional.

Gracias a su dedicación logró convirtiese en experto en tratamientos de aguas residuales; poseía un vasto conocimiento en el manejo de microorganismos y gracias a este conocimiento logró diseñar y fabricar una de las mejores plantas de tratamiento de aguas residuales que existen hoy en Colombia, planta que se encuentra ubicada en el municipio de Segovia, Antioquia, específicamente en la mina de oro de Gran Colombia Gold.

El reto al que se enfrentó este ilustre profesional fue extraer el cianuro y mercurio -elementos altamente contaminantes- que eran vertidos en cuencas hídricas de dicho municipio para de esta forma resolver uno de los mayores problemas de contaminación ambiental en el departamento de Antioquía.

Trabajó en el proyecto de generación de energía electrovoltaica, a través de paneles solares que se pensaba implementar en el departamento de La Guajira, así como en el proyecto de tratamiento de basuras a partir materia orgánica para la elaboración y producción de un abono de quinta generación que serviría en la recuperación de suelos, proyecto que quedó firmado en un contrato con las empresas públicas de Valledupar.

Igualmente suscribió contrato en este mismo municipio para descontaminar las aguas del río César, contratos que no fue posible desarrollar por su fallecimiento.