La Fiscalía General de la Nación continúa impactando los diferentes grupos que con su accionar han cometido delitos en el marco de unas manifestaciones violentas durante la protesta social que se está presentando a nivel nacional.

El pasado 4 de mayo fueron vandalizadas e incendiadas las instalaciones de varios CAI de Bogotá, dentro de los cuales se encuentran los de Socorro, Engativá, La Aurora y una motocicleta de este último. Otro de los hechos que se evidenció entre los desmanes contra la fuerza pública, fue la quema de otra motocicleta, el 28 de abril, en la localidad de Los Mártires.

Estos hechos generaron miedo y zozobra en la comunidad del sector, aunado a las lesiones de las que fueron víctimas los uniformados de la Policía Nacional.

Los daños ocasionados con estos actos delictivos fueron avaluados en aproximadamente $210’000.000.

El material probatorio recaudado, en desarrollo de una de las líneas de acción del ente acusador para judicializar a los responsables de la destrucción de infraestructura pública y privada, incendios y saqueos, permitió que fiscales de la Dirección Seccional de Bogotá, con apoyo de la Sijín de Policía Metropolitana de Bogotá, lograran individualizar e identificar a 14 personas, una de ellas menor de edad, presuntamente implicadas en tales hechos, así:

  • CAI La Aurora

Un grupo de personas, armado con piedras, ladrillos, tubos y bombas incendiarias llegó a las instalaciones del CAI en la carrera 14 L Bis con 7, donde estaban 14 uniformados, y después de romper los vidrios blindados, le prendieron fuego al lugar con los policías que se encontraban al interior. Además, también fue incendiada una motocicleta de la Policía Nacional.

Por este hecho fueron capturados Edwin Guillermo Quiroz Eslava, Jeimmy Alexandra Castañeda Castellanos, Kevin Sebastián Hernández Socha y Edwin Raúl Murcia Rodríguez. A estas personas la Fiscalía los imputó como presuntos responsables por los delitos de violencia contra servidor público, daño en bien ajeno agravado, lanzamiento de sustancias peligrosas y terrorismo.

Se está a la espera de que un Juez con función de control de garantías imponga las correspondientes medidas de aseguramiento.

Además, fue judicializado un menor, de 17 años, a quien se le imputaron los delitos de terrorismo, violencia contra servidor público, hurto agravado y daño en bien ajeno agravado. Un Juez con función de control de garantías del Sistema de Responsabilidad Penal para adolescentes de Bogotá le impuso medida de internamiento preventivo.

  • CAI Socorro

El CAI ubicado en la Carrera 77 Q con 49 Sur, de la localidad de Kennedy, fue objeto de múltiples daños causados con objetos contundentes y luego incendiado por personas que se reunieron en este sector.

Las investigaciones adelantadas permitieron capturar a Alexánder Franco Rodríguez, Jordan Smith Giraldo Moncada, Abel David Rueda Rojas y Carlos Alfredo Lengua Bustamante, a quienes la Fiscalía los imputó como presuntos responsables por los delitos de terrorismo agravado y daño en bien ajeno agravado. Por su parte, un juez con función de control de garantías les impuso medida de aseguramiento privativa de la libertad.

  • CAI Engativá

De acuerdo con el material recaudado en las instalaciones del CAI de barrio Engativá, en la carrera 123 con calle 64, varias personas habrían  incitado a otros ciudadanos a ejercer violencia contra la Policía. En medio del ataque con objetos contundentes, uno de los uniformados resultó lesionado. Posteriormente, cuando lograron sacar a los policiales del lugar, un grupo incendió la infraestructura.

Por este suceso fueron capturados Valentina Serna Susatama y Maicol Estiben Martínez Duarte, a quienes la Fiscalía les imputó cargos por ser los presuntos responsables de los delitos de terrorismo agravado, violencia contra servidor público, daño en bien ajeno agravado e incendio.

  • Motocicleta incendiada en la localidad de Los Mártires

Iván Esneyder Benavides Fandiño, Juan Pablo Leguizamón Álvarez y Dayana Angélica Bohórquez fueron capturados y judicializados como presuntos partícipes de los hechos ocurridos el pasado 28 de abril en la Avenida Caracas con calle 12, donde unos manifestantes habrían golpeado a dos funcionarios de la Policía y después le prendieron fuego a la motocicleta en la que se transportaban.

La Fiscalía les imputó los delitos de concierto para delinquir, violencia contra servidor público, daño en bien ajeno agravado, hurto calificado y agravado y perturbación en servicio de transporte público privado u oficial. Entretanto, un juez con función de control de garantías impuso dos medidas de aseguramiento privativas de la libertad.