Los especialistas tomaron muestras de sangre de 1.610 pacientes con COVID-19


Un estudio internacional con participación española investiga la vulnerabilidad de ciertas personas al desarrollo de formas clínicas graves del coronavirus y revela que «puede estar influenciada por sus características genéticas». 

New England Journal of Medicine y el Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) del Instituto de Salud Carlos III son los responsables e indican que tener sangre tipo A se asocia a un 50 % más de riesgo de necesidad de apoyo respiratorio, mientras que el grupo O confiere un «efecto protector» frente al desarrollo de insuficiencia respiratoria. 

Los especialistas tomaron muestras de sangre de 1.610 pacientes con COVID-19 que necesitaban apoyo respiratorio (oxigeno o ventilación mecánica), de las que se extrajo ADN y encontraron una fuerte asociación entre ciertas variantes genéticas en los cromosomas 3 y 9 y la gravedad de la enfermedad.

Cabe destacar que investigaciones previas demostraron que factores como la edad y enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión, así como la obesidad, aumentan el riesgo a desarrollar casos graves de coronavirus.