Tras conocerse que el cantante de vallenato Rafael Agustín Pérez Tortello y su esposa Milagros Villasmil fueron vacunados contra la Covid-19 presuntamente sin estar incluidos en la fase de vacunación, muchas han sido las críticas de posible corrupción que se habría presentado en este caso.

Ante las los señalamientos, salió al paso la Superintendencia Nacional de Salud, la cual a través de su cuenta en la red social Twitter dio a conocer un comunicado en donde informan sobre un inicio investigativo por este hecho.

La Superintendencia requirió de manera perentoria al Hospital de Malambo y a la Clínica Oriental del Caribe, ubicadas en el Atlántico, para que faciliten las pruebas que hagan constar que las personas estaban incluidas en el Plan Nacional de Vacunación que se adelanta en el país.

Así las cosas, en un plazo de tres días, la Clínica Oriental deberá explicar de forma clara y detallada las razones e información por las cuales incluyeron al vallenatero y su esposa en la plataforma PSISIS.

Deberán enviar la copia de la cédula de ciudadanía de ambos así como los pantallazos del portal MiVacuna que certifique que estaban priorizados.

Por su parte, el Hospital de Malambo, como IPS vacunadores, deberá remitir las historias clínicas completas de vacunación de ambas personas, también señalar en desarrollo de qué etapa y fase fueron inoculados y explicar el procedimiento que realizaron durante la vacunación.

La Superintendencia indicó que una vez obtengan la información requerida, evaluarán si encuentran méritos para delantar acciones de vigilancia, inspección y control adicionales a las realizadas por los entes territorialea, y si da traslado a los entes de control como Fiscalía y Procuraduría para que realicen las investigaciones pertinentes.

Medios nacionales se han hecho eco de esta noticia, entre ellos El heraldo que reseñó haber ido a la sede de la referida clínica y se encuentra cerrada.

Informaron que fueron recibidos por una mujer que se encarga de cuidad la edificación.

Sin embargo, en el comunicado de la Supersalud no reseñan cese de operatividad por parte del centro de salud.

Eun comunicado con fecha del 8 de mayo, la clínica bajo investigación indicó que el cantante y su esposa fueron vacunados porque estaban contratados como personal de comunicaciones, mercadeo y publicidad.

Tarea que, según la clínica, realizan dentro de la infraestructura del centro asistencial y fuera de ella en su rol de figura pública.

Ambos fueron vinculados a la entidad bajo la modalidad de prestación de servicios. Puntualmente realizan una actividad publicitaria y de comunicaciones para dar a conocer a los habitantes del Atlántico los servicios que ofrecen en la clínica, detallan en la misiva.