En estos tiempos de aislamiento el uso de las redes sociales y otras aplicaciones de mensajería se han vuelto un «salvavidas» para muchas personas que para no «morir de aburrimiento» se mantienen conectados con el mundo exterior a través de estas herramientas.

Sin embargo, la gran mayoría no es conscientes de la cantidad de datos que públicamente ofrecen, con los cuales es posible caer víctima de delitos informáticos. Por lo tanto, a continuación le dejamos los cinco tipos de fotos que no debe compartir por su propia seguridad.

Fotos de ubicaciones

Ni de la casa, la oficina, la universidad o los sitios que mayormente visitamos. Con esta información los malos podrían identificar mejor cómo engañarnos a la hora de crear un correo phishing para que descarguemos algo, caigamos en una trampa o incluso intenten algún robo presencial.

Fotos de documentos

Placa del carro, documentos de identidad, productos financieros, incluso el nombre del banco. Nada de eso debe publicarse en línea. Con ellos podrían activar un engaño personalizado vía correo o chat.

Fotos de sus hijos

Una práctica muy común e inentendible, primero porque los niños merecen respeto por su privacidad, tanto sus hijos como los de otras personas (jamás publique fotos de otros niños sin el permiso de sus padres); y en segundo lugar porque exponemos a los menores ante peligros reales como redes de abuso o posibles ataques de ‘grooming’, adultos abusadores que con esas fotos pueden perfilar al niño en sus gustos, costumbres y actividades para engañarle con datos que les generan confianza.

Fotos del trabajo

Las redes sociales son espacios personales, individuales. Si usted publica fotos e información de su negocio, de inmediato sus actividades en redes, quiéralo o no, quedarán ligadas a la marca de su empresa. Toda mención, actitud u opinión que emita será relacionada con su empresa, con las problemáticas e incomodidades que ello puede acarrear.

Fotos de opulencia

Regalos costosos, dispositivos electrónicos de lujo, dinero en efectivo, joyas y otros elementos opulentos no es recomendable ser publicados en línea. Las autoridades han demostrado con suficiencia que hay bandas especializadas en ‘cazar’ este tipo de posteos para identificar y triangular a posibles víctimas de robos y atracos.