Para este 3 de octubre había mucha expectativa en el mundo, pues hace unos meses, se anunció que este sería el día en el que un meteorito tendría un “impacto profundo” sobre el planeta Tierra, y la aniquilaría. Sin embargo, la NASA anunció que el asteroide en efecto pasará, pero lo hará muy lejos de la atmósfera terrestre.

Así las cosas, y hablando de datos concretos, el meteorito 2007 FT3, pasará a 138 millones de kilómetros, lo que, de acuerdos a cálculos de astrónomos, significa 360 veces la distancia entre la Tierra y la Luna, por lo que el riesgo de que acabe con el planeta en el que habita la humanidad es de 0.00015%.

Este asteroide tiene 340 metros de diámetro, por lo que su impacto con la tierra habría generado un verdadero desastre, razón por lo que el pánico social a nivel mundial no se hizo esperar, aunque muchos osaron de hacer bromas al respecto.