Contrajo meningitis bacteriana, según citan medios locales


Una mujer australiana de 80 años de edad murió a causa de una peligrosa infección que contrajo luego de que su mascota, un gato, le lamiera el brazo. La infección ocurrió porque horas antes el animal había arañado a su dueña causándole una herida que luego lamió.

«La saliva que ingresó al torrente sanguíneo fue lo que causó el daño», aseguró la hija de la víctima citada por medio de ese país. Contó que las lamidas de la gata, llamada Minty, hicieron que la mujer contrajera meningitis bacteriana.

Cabe señalar que la meningitis bacteriana es grave y requiere la hospitalización del paciente. Puede dejar secuelas cerebrales, pérdida auditiva, dificultad de aprendizaje y llegar a provocar la muerte del paciente, incluso cuando éste recibe el tratamiento.

Luego de presentar los síntomas, fue llevada al hospital Box Hill, en Melbourne, pero falleció luego de estar 9 días en coma. Al respecto, la directora de enfermedades infecciosas de Austin Health manifestó que las infecciones por culpa de las lamidas de gatos no son extrañas: según ella, una vez a la semana hay un paciente que llega al hospital por esa causa.