La ministra de Educación, María Victoria Angulo, dijo la mañana de este viernes, 4 de junio,  que abrirán investigaciones administrativas para los docentes que no acudan el próximo 15 de julio a las clases presenciales.

El pronunciamiento de la titular de la referida cartera surge tras el anuncio que hiciera el ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, quien indicó que con la vacunación masiva de los educadores “no hay excusas para que inicien las clases en las aulas”.

Angulo avaló las declaraciones de su homólogo y advirtió que al docente que deje el espacio vacío se le hará un seguimiento: si es por problemas de salud lo manejarán con las EPS, pero si no es un tema de salud se iniciarán actuaciones administrativas.

“Todos hemos hablado del impacto del COVID-19, pero también hemos hablado del aislamiento en casa y toca mirar el retorno de los niños a las aulas ya que no es solo un tema de conocimiento, sino de interacción social”, insistió la ministra Angulo.

En relación a los padres que aún no deseen mandar a los niños a las aulas, la ministra precisó que desde la institución educativa se les realizará acompañamiento con alternancia.

Antes estas advertencias hechas por los funcionarios del Gobierno Nacional salió al paso Nelson Alarcón, directivo de Fecode, quien manifestó que a pesar de que los docentes estés vacunados no hay condiciones suficientes en los colegios para el retorno.

Detalló que muchas instituciones no cuenta con agua potable y menos con elementos de bioseguridad.

El vocero aseguró que de contar con todos los requerimientos no dudarán en regresar a las clases presenciales para darle continuidad al calendario académico.