La ceremonia de los premios Grammy 2021 comenzó con la actuación de Harry Styles con su hit “Watermelon Sugar”. El ex integrante de “One Direction”, vestido con un traje de cuero de color negro, deslumbró con su interpretación. Acto seguido, apareció Billie Eilish para cantar “Everything I Wanted” desde el escenario del Staples Center de Los Ángeles.

A causa de la pandemia, la 63ª edición de los Grammy se llevó a cabo en un evento televisivo reducido, casi sin público y al aire libre, con el humorista sudafricano Trevor Noah como presentador, con las actuaciones en vivo de algunos de los artistas nominados.

Beyoncé hizo historia y convirtió en la artista más ganadora en la historia de los Grammy con 28 trofeos. Lideró este año la lista de nominados con nueve menciones, ganó dos trofeos durante el evento previo a la ceremonia oficial de los Grammy, incluyendo a mejor interpretación de rap por “Savage” de Megan Thee Stallion y mejor video musical por “Brown Skin Girl”. Comparte este último premio con su hija Blue Ivy Carter, quien también tiene su momento histórico: a sus 9 años, es la segunda persona más joven en ganar un Grammy.

En su primera actuación en los Grammy, la banda de soul Black Pumas oriunda de Austin, Texas, interpretó su canción “Colors”, por la compitieron en la categoría Grabación del año. Tras debutar con un disco homónimo en 2019, el dúo recibió su primera nominación al Grammy — al mejor artista nuevo — el año pasado pero se lo arrebató Billie Eilish.

La noche de los Grammy también contó con la actuación en vivo del cantante latino Bad Bunny,nominado a la mejor interpretación pop dúo/grupo por su tema “One Day” junto a Dua Lipa y Tainy, y ganador del premio Mejor álbum pop o urbano latino por su trabajo “YHLQMDLG”. El exitoso artista boricua cantó el tema “Dákiti” junto a Jhay Cortez.

La cantante británica Dua Lipa, que inició su carrera musical a los 14 años, cuando comenzó a hacer covers de de otros artistas en YouTube, interpretó sus hits “Don’t Start Now” y “Levitating” de su disco “Future Nostalgia”, que competía en la categoría Álbum del año.

Luego fue el turno de Taylor Swift, nominada en esta edición en seis categorías por su disco “Folklore”. La cantante más exitosa de todos los tiempos dejó contento a sus fanáticos al interpretar los temas “Cardigan” “August” y “Willow” en el escenario de los Grammys.

En el momento más emotivo de la velada, la cantante estadounidense Brittany Howard y Chris Martin de “Coldplay” se unieron para honrar a los músicos fallecidos en el último año.

Este año The Weeknd fue el gran artista desairado. Pese a tener el mayor éxito de 2020 con “Blinding Lights” y uno de los álbumes más vendidos, no recibió ninguna nominación. Ha ganado tres Grammy hasta la fecha. Desde su cuenta de Twitter, el artista atacó a los organizadores de la Academia de Grabación llamándolos corruptos y les exigió transparencia.

“Por los comités secretos, no dejaré que mi discográfica vuelva a presentar mi música a los Grammy”, aseguró el cantante en un comunicado publicado por el diario The New York Times.

Los Grammy estaban originalmente programados para el 31 de enero, pero se postergaron debido a la pandemia de coronavirus. Finalmente el gran evento de la música se realizó este domingo desde Los Àngeles en una ceremonia reinventada con los protocolos anticovid.

Meghan Thee Stallion y Cardi B impactaron con su sensual actuación en los Grammy.

Casi al final de la ceremonia fue el momento del exitoso grupo surcoreano BTS que interpretó su hit “Dynamite” con una impactante puesta en escena es un rascacielos. Por las restricciones para viajar por la pandemia, la banda no pudo actuar desde los EEUU.

Infobae.