A través de un material audiovisual un ciudadano denunció la movilización de venezolanos en varios buses. El destino final es desconocido.

La persona en la cinta asegura que los buses se encuentraban en el municipio de Soacha, Cundinamarca, violentando el toque de queda.

Reseña que el hecho ocurrió el sábado, 1 de mayo, en medio del toque de queda que regía y las manifestaciones que se desarrollaban a lo largo y ancho del país.

El denunciante hacía un llamado a las autoridades para que procedieran a ponerle un freno a la irregularidad.