A pesar de que el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, adelantara el horario de toque de queda para la 1:00 de la tarde, con el objetivo de deterner los desmanes que se vienen registrando, los ciudadanos siguen en las calles protestando en contra de la Reforma Tributaria.

Con el pasar de las horas el ambiente se torna más tenso, según reportan a través de las redes sociales, donde los videos demuestran el panorama de lo que está aconteciendo.

En las cintas se aprecian grandes concentraciones, donde los ciudadanos manifiestan no tener temor y que continuarán protestando contra las políticas del gobierno de Iván Duque.

También en otros materiales audiovisuales se observan enfrentamientos entre protestantes y policiales, a quienes se les ve lanzar objetos.

En Cali en horas de la mañana los indígenas tumbaron la estatua de Sebastián de Belalcázar. Posteriormente saquearon un Éxito y ahora se niegan a irse de las calles aunque esté la orden de militarización.