Horas de terror e incertidumbre se vivió en Bello, Antioquia, donde el sábado, 1 de mayo, se registraron varios hechos de violencia durante las manifestaciones realizadas en contra de la reforma tributaria.

A través de videos que circulan en las redes sociales se observa como un grupo de personas destrozaron totalmente el peaje de Niquí. Con fuego y objetos contundente destrozaron la edificación que quedó completamente en llamas.

Los ciudadanos a través de Twitter manifestaron que con ese accionar acabaron con años de sufriento, pues afirmaron que durante la presidencia de Álvaro Uribe le impusieron el referido peaje para «desangrar el bolsillo de la gente».

Las acciones de los protestantes no solo quedó allí. Cuando funcionarios del Esmad llegaron a controlar la situación, los ciudadanos rodearon la tanqueta y se apoderaron de ella.

En las imágenes se aprecia como decenas de personas se montan en la unidad policial y con consignas manifiestan su desacuerdo en contra de las políticas de Duque.