El día principal de la Semana Santa es el Domingo de Resurrección. Cuando Cristo vuelve a la vida y cumple la profecía de que «al tercer día» resucitaría. En este día se renuevan los sacramentos de bautismo y confirmación.

Otro nombre que recibe este día es el de «Domingo de Pascua», se interpreta como la oportunidad de salvación para que la humanidad pueda entrar al cielo.

Según los evangelios, María Magdalena fue la principal testigo de la resurrección de Cristo. Ya que el evangelio de mateo señala que fueron solo dos ( María Magdalena y la otra María); Lucas señala que eran muchas más (María Magdalena, Juana, María la madre de Santiago y las otras mujeres); Marcos habla de tres mujeres (María Magdalena, María la madre de Santiago y Salomé) y Juan solo menciona a María Magdalena, quien aparece en los otros evangelios también.

Las mujeres o solo María Magdalena, dependiendo de qué evangelio se consulte, iban a atender al cuerpo de Jesús con perfumes y bálsamos. Al llegar al sepulcro notan que la roca esta removida y no hay cuerpo. Un ángel se aparece y les comunica que Jesús había resucitado.

Ellas regresan y cuentan todo a los apóstoles y a María madre de Jesús. Pedro y Juan corren al sepulcro y solo hallan las vendad en el suelo. Luego Cristo hace diferentes apariciones entre sus discípulos como prueba de su vuelta a la vida.

Esta fiesta en el calendario móvil determina cuándo caen otras fiestas. Las Ascensión de Cristo se celebra 40 días después de este domingo y el Pentecostés, 10 días después de la Ascensión.