En horas de la mañana de este lunes, 1 de marzo, fue trasladado el cuerpo del maestro Jorge Oñate a su tierra natal La Paz, Cesar, donde le rendirán un sentido homenaje por su larga trayectoria en el mundo artístico del vallenato.

Oñate, quien murió la madrugada del domingo, 28 de febrero, producto de complicaciones que le dejaron secuelas de la Covid-19, fue despedido de la Biblioteca Pública Departamental de Valledupar, donde escoltado por policías y sus familiares fue montado en una carroza fúnebre.

En las afueras del recinto, miles de seguidores del ‘Jilguero de América’, lo despidieron con aplausos y cantando sus innumerables temas que quedan impregnados en la mente de su fanaticada.

En el lugar se hizo sentir el acordeón de Wilber Mendoza, el hijo del célebre acordeonero ‘Colacho’ Mendoza, quien recordó los años gloriosos que vivió Oñate cuando hizo dupla con su padre y surgieron clásicos como ‘Igual que aquella noche’.

Oñate seguirá en capilla ardiente en una tarima que lleva su nombre en la plaza central de la Paz. Se espera que alrededor de las 4:00 de la tarde de hoy sea sepultado.