Con la entrega de llaves a sus propietarios, 13 familias pertenecientes al Cabildo Indígena y a la Junta de Acción Comunal del corregimiento de Puerto Colombia (municipio San José de Uré) cumplieron el sueño de tener sus casas propias.

Estas 13 casas, que serán habitadas por alrededor de 40 personas, hacen parte del programa de Vivienda de Cerro Matoso, a través del cual la empresa ha entregado un total de 600 viviendas en los últimos años (cerca de 50% de los hogares en comunidades vecinas). Con este programa, que contempla la construcción y mejoramiento de viviendas, la empresa continúa cumpliendo los acuerdos definidos en procesos de consulta previa y de participación y socialización con las comunidades vecinas a su operación, aportando además a la calidad de vida, empoderamiento y desarrollo de las familias.

“Para la comunidad la entrega de estas casas significa que estamos viendo el sueño que pensábamos que nunca se iba a ser realidad. Esto ha sido un proceso de largo tiempo que hoy en día ya en nuestra comunidad se ve reflejado. Esto da un cambio rotundamente grande porque la calidad de vida para esa familia va a ser mejor” señaló Estela Hoyos, representante legal del Cabildo La Libertad, Puerto Colombia.

“Después de un trabajo largo con Cerro Matoso y comunidad estamos logrando un objetivo muy representativo; 13 viviendas de las cuales nos sentimos muy orgullosos, alegres y contentos para esas familias que realmente lo necesitan. Gracias al diálogo que siempre hemos tenido con Cerro Matoso, hemos llevado a cabo este bonito proyecto. Siempre ha estado Cerro Matoso pendiente de este proyecto con la comunidad de la mano. Tenemos esa disponibilidad, tanto de Cerro Matoso y de la comunidad, para que las cosas mejoren y funcionen para que tengamos una mejor calidad de vida”, manifestó Yaimer Arcia, presidente de la JAC de Puerto Colombia.

Por otra parte, 100% de la mano de obra no calificada requerida en el proyecto fue contratada en el corregimiento, lo que propició además la generación de ingresos adicionales, que cobran mayor relevancia en medio de la pandemia del COVID-19.

Para Joyce Nessin, gerente de Asuntos Corporativos de Cerro Matoso, “Esto es una alegría muy grande, no solamente para mí sino para Cerro Matoso, porque seguimos cumpliendo los acuerdos con estas comunidades, pero más allá de eso aportando a mejorar su calidad de vida. Esta entrega es posible gracias a un trabajo en conjunto entre la empresa, la Fundación Cerro Matoso y la comunidad, que participó permanentemente en este proceso, lo que demuestra que trabajando juntos y con pasión, damos mejores resultados”.

Cerro Matoso mantiene una relación cercana y constructiva, basada en el diálogo transparente, con las comunidades vecinas a su operación, con quienes planea y ejecuta el desarrollo de diferentes programas sociales que contribuyen al desarrollo comunitario y el mejoramiento de la calidad de vida, la preservación de la cultura y tradiciones, y el auto-sostenimiento de esta población.