Justo cuando ha transcurrido un mes desde que se ordenó la liberación de Keiko Fujimori, este jueves, 26 de diciembre, un tribunal de justicia de Perú comenzó un nuevo proceso en su contra, a fin de evaluar si se le vuelve a ordenar la prisión preventiva.

Este posible regreso a la prisión, se debe a que la Fiscalía presentó nuevas pruebas que al parecer la vinculan al escándalo de corrupción relacionado con la multinacional brasilera Odebrecht, razón por la que el fiscal José Domingo Pérez ha pedido al juez Víctor Zuñiga que dicte 36 meses de cárcel, alegando que existe “un peligro d fuga y obstrucción a la justicia”.

Fujimori, quien hoy no hizo parte de la audiencia en su contra, habló al respecto a través de su cuenta en Twitter, en donde trinó lo siguiente: «Voy a seguir la audiencia desde la casa de mi mamá en compañía de mi familia y será (la abogada) Giulliana Loza la que expondrá mis razones y defensa técnica. Si hay aún un poquito de justicia y de estado de derecho, este pedido repetido no pasará».

Cabe recordar que la ex congresista y líder de la oposición, salió de prisión el pasado 26 de noviembre luego de haber pasado 13 meses encarcelada y justo cuando su esposo cumplía una semana en huelga de hambre, al considerar que se cometía una injusticia.