A partir del 15 de mayo no serán obligatorios los tapabocas en las entidades educativas del país 

Con las recientes medidas anunciadas sobre la emergencia sanitaria y el desescalamiento de protocolos no farmacológicos en el país, como el uso de tapabocas, el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, indicó novedades al respecto.

En primera medida, sostuvo que se ha tomado la decisión de eliminar el uso de tapabocas en espacios abiertos y cerrados de las escuelas, colegios y universidades del país a partir del 15 de mayo de 2022. 

El jefe de cartera indicó que estas medidas se toman como respaldo a los niños en sus procesos de aprendizaje. No obstante, debe quedar claro que  los niños siguen teniendo un riesgo y así lo indica la evidencia. 

En consecuencia, Ruiz Gómez, sostuvo que se espera que los padres de familia, docentes y rectores “incentiven a la vacunación en los niños”, así como a los actores del sistema de salud a que hasta el 15 de mayo, cuando termina la medida, en conjunto con el sector educación y el ICBF, se hagan operativos en el país para lograr las coberturas de vacunación necesarias. 

“Esto está impactando el logro en algunas ciudades y municipios de Colombia para alcanzar el 70 % de esquemas completos”, puntualizó el ministro. 

Por otro lado, respecto a la medida de eliminación del tapabocas en espacios cerrados que empezará a regir desde el 1 de mayo, el jefe de cartera mencionó que  “para apoyar a que haya más municipios que tengan esa posibilidad de implementar las medidas de uso de tapabocas en espacios cerrados hemos implementado un ajuste en esas medidas”, y sostuvo que hay, hasta hoy, 525 municipios de Colombia que logran el 70 % de coberturas con esquemas completos y 205 municipios que alcanzan el 40 % de refuerzos.

De acuerdo con lo anterior,  todo municipio que llegue al 70 % de la población con esquema completo puede dejar de usar el tapabocas en espacios abiertos. Y cuando el 40 % de ese 70 % tenga ya el refuerzo, podrá dejar de usar el tapabocas en espacios cerrados. Manteniéndose las excepciones en el ámbito hospitalario, de transporte público y de forma escalonada en el ámbito educativo.