Este sábado, 29 de agosto, el juez 25 de control de garantías de Cali dictó medida de aseguramiento en centro carcelario contra los dos hombres que son señalados como presuntos responsables de la masacre registrada en Cali.

La decisión se dio luego de más de 5 horas en audiencia de imputación de cargos y la solicitud de medida de aseguramiento que fue otorgada para los sindicados, identificados como Jefferson Marcial Angulo y Juan Carlos Loaiza.

Se conoció que los señalados por estas muertes, donde figuran cinco víctimas, se declararon inocentes y no aceptaron los cargos. Reconocieron haber estado en el lugar de los hechos, pero que no dispararon contra ninguno de los jóvenes.

En sus declaraciones afirmaron  que fue Gabriel Alejandro Bejarano el que habría disparado a los cinco niños. Por este sujeto las autoridades ofrecen 20 millones de pesos de recompensa por información que conlleve a la captura.

Como se recordará, esta masacre se registró el pasado 11 de agosto, dentro de una finca, ubicada en Llano Verde, Cali.