Las víctimas que se acreditan ante la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) participan en todas las etapas del proceso judicial que se lleva a cabo en el componente judicial del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, y eso precisamente es lo que viene pasando en el caso 01, abierto por secuestro. 

Después de revisar las 44 diligencias, en las que entregaron versión más de 350 miembros de las extintas Farc, 908 víctimas realizaron observaciones a lo dicho por los comparecientes ante la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad.  

A partir del minucioso trabajo que realizaron las víctimas, la Sala decidió llamar a versión a 10 mandos medios del antiguo grupo armado para que respondan las demandas de verdad que se hicieron sobre hechos concretos. 

Las observaciones giran en torno a dos ejes: lo que aún falta por reconocerse y el desacuerdo de las víctimas con lo dicho por los comparecientes en relación con las privaciones de la libertad. Las víctimas, por ejemplo, piden que les sean reconocidas las situaciones denigrantes por las que pasaron en cautiverio.  

Este ejercicio de participación se lleva a cabo desde 2019 cuando la Sala consultó a las víctimas acreditadas si estaban interesadas en realizar observaciones a las versiones individuales y colectivas. A pesar que la emergencia sanitaria obligó a suspender las diligencias de observaciones orales, se alcanzaron a realizar 5 jornadas territoriales en Cartagena, Villavicencio, Florencia, Medellín, Cali, y en enero de 2020 una jornada nacional en Bogotá.