A partir de las 6:00 de la mañana del próximo viernes, 14 de febrero, habrá un paro armado en todo el territorio nacional. Así lo anunció a través de un comunicado oficial el Ejército de Liberación Nacional (ELN), afirmado que la prohibición por parte de ellos para el libre curso en el país, se extenderá por doce horas.

Voceros de este grupo subversivo indicaron que hicieron el anuncio con anterioridad porque actúan “con responsabilidad”. El llamado es a que la ciudadanía durante las 72 horas pautadas no salga de sus viviendas o sitios de trabajo, para resguardar su vida, pues corren riesgo todos los que transiten a bordo de transporte terrestre, fluvial y aéreo, al considerar que “obstaculizan” la causa del paro.

“Nuestras unidades están formadas y orientadas para llevar un comportamiento de los derechos de la gente y las comunidades. Los saboteadores tendrán el trato de acuerdo a su comportamiento”, expresó el ELN.

Así mismo, la organización destacó que sólo se tendrá consideración con aquellas personas que transporten enfermos y que requieran hacer uso de las vías por los medios de transporte antes mencionados, con fines de cumplir actos fúnebres.