LA ENCRUCIJADA DEL PACTO HISTÓRICO EN CÓRDOBA, POR LA LISTA A LA CÁMARA DE REPRESENTANTES

Por: Luis Ubaldo Dávila.

No hay definición de la lista a Cámara, tampoco si es cerrada o abierta. Sin embargo, en busca de una salida doy el presente aporte:

𝗤𝘂𝗶𝗲́𝗻𝗲𝘀 𝗱𝗲𝗯𝗲𝗻 𝗶𝗻𝘁𝗲𝗴𝗿𝗮𝗿𝗹𝗮?. La lista debe quedar lo más plural posible, de forma que haya representación de todas las fuerzas políticas, sectores sociales y regiones. Es decir, no se deben repetir representaciones.

𝗖𝗲𝗿𝗿𝗮𝗱𝗮?. Una lista cerrada se debe aplicar en caso exista un probado y marcado liderazgo de los precandidatos o los partidos que lo integran; en Córdoba, ese no es el caso. Los Progresistas son alrededor de 300.000 personas, según histórico de votaciones en cabeza del Dr. Gustavo Petro, pero están dispersas en los partidos tradicionales y los que están en los partidos alternativos no son suficientes; nadie representa al Progresismo en Córdoba, excepto el Dr. Gustavo Petro, pero dudo que encabece la lista. Otro punto a considerar es el tema de la financiación; si es por cuenta del Pacto Histórico Capítulo Córdoba, entonces que la organicen y que vaya cerrada. Pero si la financiación es por cuenta de los candidatos o de los sectores que representan, entonces no veo posible que los recursos económicos, de los últimos sin opción, se dispongan para financiar a los primeros con opción en la lista.

𝗔𝗯𝗶𝗲𝗿𝘁𝗮?. Solo si se garantiza la unidad del Pacto Histórico y se evita el caudillismo. Y una forma que la unidad no se rompa y que evite el caudillismo es organizando a los distintos candidatos en forma temática, de acuerdo a su perfil, experiencia y conocimiento; agragado a que, ante un eventual escaño, se le de participación a todos por un período proporcional a su votación. Así, por un lado, todos estarían motivados por dar lo mejor de sí en la campaña porque todos tendrían la posibilidad de cumplirles a sus votantes; y por otra parte se le brinda al electorado la posibilidad de una plancha con distintos programas legislativos, que organizarían electoralmente de acuerdo a su prioridad, y que nadie de los candidatos, por sí solo, representa. Lo anterior garantiza la unidad y evita el caudillismo, es decir, habría unidad de lucha electoral y participación plural (no absolutismo caudillista) en el cumplimiento de los distintos temas legislativos por los cuales votaría Córdoba, de acuerdo a la prioridad que la votación de a la plancha temática.

Para dicho debate interno, son los Delegados del Pacto Histórico los que tienen la autoridad y la responsabilidad de convocar, por supuesto sin desconocer a los distintos precandidatos. Cuándo?. El tiempo apremia para salir organizadamente a hacer proselitismo político.