Mas de dos mil habitantes entre niños y adultos están padeciendo por las aguas estancadas en el corregimiento Carolina, sur del municipio de Chimá, los mas afectados son los residentes en los barrios (20 de julio, Pimental y Punta Verde).

La comunidad asegura haberle hecho varios llamados a la Administración para que les atienda la emergencia por la que están pasando pero ni el alcalde Juan Custode Vivanco ni sus secretarios del despacho han tomado cartas en el asunto, por lo que los afectados advierten tomar las vías de hechos para ser escuchados “empezaremos con cierres en la carretera que conduce al municipio de Tuchín si en los próximos días no recibimos una respuesta por parte de la Administración o llegue ayuda para los damnificados de esta emergencia invernal”, expresaron.

El principal temor de los habitantes es que se empiecen a presentar brotes de enfermedades respiratorias y de la piel, pues la proliferación de mosquitos en la temporada invernal no se ha hecho esperar.

El municipio de Chima se encuentra entre las poblaciones en alerta roja por inundaciones, asi como otras poblaciones como Campo Bello, Sitio Viejo y Punta Verde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí