“Yo puedo tomar ese toro por los cachos”: Orlando Benítez se perfila para la gobernación

“Yo puedo tomar ese toro por los cachos”: Orlando Benítez se perfila para la gobernación

“Por tener las manos amarradas tomé la la decisión humildemente de poner mi nombre a consideración de los cordobeses para poder eventualmente como gobernador si el pueblo y Dios me lo permiten llevar al departamento con una visión distinta aprovechando las oportunidades”, así lo manifestó este viernes el aspirante a la gobernación de Córdoba, Orlando Benítez.

Durante una entrevista en EXCLUSIVA con La Piragua dio a conocer sus aspiraciones e inquietudes, pero más aún la voluntad de lograr un cambio positivo en el departamento para dejar atrás la estigmatización de Córdoba. Comentó que lleva 12 años como diputado del departamento marcando siempre una voz dentro de la Asamblea y defendiendo los temas de coyuntura y estructura, identificando realidades y problemas, planteando soluciones y debates.

“Muchas veces he sido escuchado otras veces no”, dice Benítez quien asegura que toda persona que dentro del escenario político quiere desarrollar bien las acciones tiene en elgún momento de su vida este propósito y meta (de ser gobernador). “El ejecutivo, en el caso del departamento la Gobernación, es quien toma las decisiones, quien puede manejar el presupuesto, quien puede llevar los destinos de la planificación, quien puede transformar el territorio, yo a mis 35 años de edad, creo que he realizado en el campo, en el terreno, en los municipios el diagnóstico de Córdoba”, sostuvo.

El economista refirió que en el campo de acción las competencias como diputado son limitadas y en este sentido eso impide poder materializar más ideas o darle soluciones a más problemas o potencializar oportunidades. “Me he preparado en el campo político y académico porque siempre he tratado de mejorar mi perfil en lo público para ponerme al servicio del departamento”.

Informó que espera respuesta del partido Liberal para aspirar como su abanderado. Al consultarle cómo planea llegar a la gobernación de la mano de un partido que hoy es minoría, destacó que el partido cometió muchos errores y también tuvo aciertos pero e enfocó en los errores entre los que mencionó haberse desconectado con la base, haber impuesto candidatos y no abrir procesos democráticos.

“Me postulo con Responsabilidad, humildad, entereza, con determinación; ¿Por qué creo que es posible? Porque el pueblo está cansado de lo que está ocurriendo en el departamento. Hoy Córdoba siente que la gobernación no existe como institución, no hay en propiedad un ejecutivo en el escenario de Córdoba que se preocupe por los problemas del departamento, por la inseguridad, por los abusos en temas como el del peaje, por las imposiciones, todas las situaciones en materia de tributos, por la falta de oportunidades, por el anhelo de bienestar, la corrupción y todos estos momentos críticos que no han ocasionado un estigma a nivel nacional”, expresó.

Fue enfático y subrayó que se trata de un problema que va más allá de los partidos, puntualizó que se trata de la dignidad de los cordobeses de bien que quieren, incluyéndose, “ver un departamento mejor, unos recursos bien invertidos, transformado, planificado, con oportunidades, con bienestar y seguridad”. Acotó que los partidos son importantes pero aseguró que lo fundamental es ponerse de acuerdo como cordobeses en sacar adelante nuestro territorio.

“Por eso yo creo que hay toda la posibilidad porque conocemos, sabemos y sentimos, porque quien conoce y siente puede solucionar”, añadió el aspirante.

Lamentó que exista potencial turístico y esté, a su juicio, subutilizado, asimismo “potencial minero energético y el departamento no toma una decisión respecto a eso, potencial agropecuario sin norte, posibilidad agroindustrial ineficiente y atrasada”, afirmó que en materia económica desde que es diputado – hace 12 años- no se ha tomado una posición concreta en beneficio del departamento.

“Nadie gerencia para proyectarlo económicamente y tampoco para mitigar los impactos sociales, hay asignaturas pendientes, sabemos y podemos tomar ese toro por los cachos”, manifestó.

Sobre partidos

En cuanto a las falencias en la política local, precisó que un error de un partido o de los partidos es imponer candidatos a la gobernación y no escoger personas que tengan un proceso y reconocimiento. Criticó que en los últimos años los gobernadores hayan sido una “imposición generalmente económica (…) Si quieren tener un departamento distinto no pueden seguir tomando una decisión igual. La preparación, la experiencia, quienes lo rodean, son muchos elementos a tomar en cuenta para esa decisión”, dijo.

Detalló que no ha contemplado la posibilidad de que el Partido Liberal no le dé el aval pero confirmó que es una posibilidad y de darse el caso sostuvo que ciertamente contemplaría la posibilidad de irse por firmas. Informó que tiene posibilidad de obtener el aval liberal hasta el 31 de mayo o tendría hasta el 27 de junio para recoger firmas.

Respecto al fallo del Consejo de Estado con relación a la doble militancia de la representante Àngela Robledo

Indicó que su percepción jurídica es respetar el fallo que se profirió porque fue ajustada en derecho, sin embargo, señaló que “lamentablemente las circunstancias que le anteceden de haber pertenecido a un partido distinto como congresista y después ser avalada a la presidencia por otra colectividad le genera una incoherencia de donde se agarran jurídicamente para generar este fallo”.

Prosiguió: “Lo negativo es que genera un muy mal precedente por la coyuntura de representar a la oposición, de representar a 8 millones de votos como fórmula a la presidencia de la vicerepública quien respaldó finalmente por la reforma política que les da este asiento tanto en el del Senado y la Cámara a quienes generaron ese equipo”.

Por otro lado, políticamente catalogó como “lamentable y triste” que se haya tomado esta decisión. A su criterio “son voces que electoralmente tienen una legitimidad que naturalmente representan a un colectivo ciudadano”, por ello comentó que su percepción jurídica y política es diferente.

Apuntó que la situación es que Ángela Robledo como congresista estaba representando a otra colectividad distinta a la que la avaló en la vicepresidencia y su partido, que era el Verde, y que tenía una curul en el congreso, no avaló esa candidatura de Petro. “No se habla de otorgarle reconocimiento o personería jurídica a Colombia Humana que era otro punto que estaba y sigue estando en discordia, es lamentable la situación porque políticamente se va una voz que tenía toda la legitimidad”, cuestionó.

Perfil

Es economista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), especialista en Gerencia Pública de la UPB, especialista en Gobierno y Gestión Pública Territorial de la Universidad Javeriana, magíster de la Universidad del Externado en Gobierno y Políticas Públicas y también de la Universidad de Columbia, de Nueva York.

Tiene un diplomado en Gestión Financiera y un diplomado en Educación Ambiental, diputado del departamento por 12 años, en el que fungió como presidente de la Comisión de Presupuesto en la Corporación por seis años y en la Comisión de Educación por tres años y además funcionario de la Dirección Departamental de Planeación en 2006.

En sus propias palabras, “con experiencia en el campo, en el terreno, en la base, con los sectores, por mi condición de joven, de víctima, de hijo de maestros, originario del sur, de habitante de la capital… Por ello tengo una visión general del departamento, porque no estoy aparecido. Tengo todas las bases de conocer y reconocer lo que pasa en el escenario del departamento y lo he hecho a pulso en medio de las dificultades que todo el mundo conoce pero con la convicción de que Córdoba en medio de la problemáticas puede tener mejores oportunidades”.