Ya comenzó a  operar el primer busetón eléctrico del país

Ya comenzó a operar el primer busetón eléctrico del país

El primer bus eléctrico tipo busetón de 9 metros de largo que circula en Colombia, inició operaciones en Medellín transportando como pasajeros a empleados de EPM, entre la estación Alpujarra y el Edificio EPM, tal como si fuera un alimentador del sistema Metro.

Este bus pone en marcha un proyecto piloto que adelanta la empresa para hacer pruebas y proveer información a los transportadores sobre sus rendimientos operativos y económicos, con miras a incentivar su uso masivo en la ciudad. Para completar el piloto, en 2018 llegarán a la ciudad otros dos buses de otras configuraciones.

“Es otro paso adelante de EPM en su programa de movilidad sostenible, lo que refleja una vez más el compromiso ambiental de la empresa y en específico con la calidad del aire de la ciudad”, afirmó Jorge Londoño De la Cuesta, Gerente General de EPM.

Este primer bus eléctrico corresponde al modelo típico de los buses alimentadores de sistemas masivos en Colombia y en Medellín. Por esta razón, su prueba resulta particularmente interesante en términos de mercado, pues está llamado a reemplazar un gran número de unidades de buses operados con diésel que circulan en la ciudad.

Es un bus de la marca BYD, de fabricación china, con carrocería Marcopolo, fabricada en Bogotá. Es impulsado por dos motores eléctricos con una potencia nominal de 75 KW cada uno, que requieren un tiempo máximo de carga de 3 horas. Su tecnología ofrece una autonomía de 200 Kilómetros.

El bus recorrerá anualmente más de 25,000 kilómetros y movilizará más de 170,000 pasajeros sin contaminar el aire del Valle de Aburrá. Dejará de emitir 28 ton de CO2 y 5.6 Kg de partículas PM2.5 cada año, y economizará más de 2,500 galones de diésel, además de su operación silenciosa y respetuosa con todos los usuarios de las vías.

Como promotor de la movilidad sostenible y la movilidad eléctrica, EPM presta el servicio de recarga de estos vehículos mediante la oferta de carga interna (en casa o en empresa) y la oferta de carga pública (tipo lenta y/o rápida). Este año, la empresa completará 5 Ecoestaciones de carga rápida y 15 puntos geográficos con 30 instalaciones de carga lenta, distribuidos por todo el Valle de Aburrá.