¡Vuelve y juega! Nuevo escándalo con riña incluida al norte de Montería (Video)

¡Vuelve y juega! Nuevo escándalo con riña incluida al norte de Montería (Video)

Tal parece que lo que se conoce como la clase ‘pupis’ de Montería, se está tornando un tanto ‘bochornosa’ y así se ha evidenciado durante los últimos días, gracias a dos grandes escándalos que han sido protagonizados por residentes de esta zona de tan alto estrato social.

Esta vez se trata de una mujer identificada como María Andrea Duque, quien es propietaria del establecimiento Burger Inc, ubicado en el exclusivo barrio El Recreo. Ella habría sostenido una discusión con sus dos socios, uno de ellos responde al nombre de Sergio Cujavante, y la situación se fue caldeando hasta el punto en que ella se va contra ellos a los golpes.

Aunque aún no se ha precisado la razón de la disputa, se presume que haya sido por el control y propiedad del negocio, ya que en un video que se filtró aparentemente vía WhatsApp, se escucha cuando uno de los hombres dice “pero este mío”, hecho que desata la furia de la mujer.

En las imágenes, que se ven con claridad por escasos segundos, se aprecia como alguien está grabando la situación y Duque al percatarse entrar en mayor rabia, le arrebata el celular a la persona y hace que caiga al suelo, pero el equipo sigue grabando, por lo que se alcanza escuchar parte de la discusión.

Entre gritos de “no, no, no”, sonidos de vidrios cayendo al suelo y aparentes destrozos, se escucha como un hombre, que se presume Sergio, grita “no me lo quitás”, a lo que María responde una y otra vez “vamos a ver”, seguido de una voz masculina que expresa “llamen a la Policía por favor”.

Además se escucha una voz femenina, que se cree es María, que dice “por estar grabando miérdas por lo que no es… maricón, marica de mierda, vamos a ver quién es, te vas a quedar con el negocio, vamos a ver quién se va a quedar con esto, perro hijueputa, marica de mierda”.

Es de recordar que recientemente ocurrió un escándalo en el edificio Luxury del barrio La Castellana, en el que un reconocido arquitecto de nombre Ricardo Garcés, agredió a un vigilante porque este le pidió que bajara el volumen de la música que tenía en su apartamento, dado que según el resto de los inquilinos del edificio, llevaba casi de tres días de “pachanga” continua, e incluso lo señalaron de meter prostitutas a las instalaciones del inmueble y de consumir sustancias alucinógenas en compañía de varios de sus invitados.