Vereda Tropical en la incertidumbre

La comunidad del barrio vereda tropical se encuentra indignada y preocupada por el mal estado de las vías de acceso al barrio que están sin pavimentar y que se convierten en un verdadero viacrucis para sus habitantes ya que es imposible salir del barrio cuando llueve porque se convierten en un verdadero río lleno de aguas servidas y lodo, y de esta manera dañan los frentes de la viviendas e impiden la movilidad en el sector.

Esta problemática los afecta desde el año 2012 y ninguna administración les ha solucionado este problema, pese a las múltiples quejas interpuestas por medio de cartas y ya están cansados de estas misivas que parece ser que las botan o las engavetan para no darle solución.

Los vecinos indignados le recuerdan al alcalde Marcos Daniel Pineda que si es por votos para arreglar los problemas del barrio, él se comprometió en campaña a solucionar este problema.

La Junta de Acción Comunal ya está cansada de estar haciendo lobby y mandando cartas para que la administración les arregle el problema, ni siquiera les dieron dos horitas de motoniveladora para sacar el agua estancada de más de 20 días que afecta a los niños y el tránsito vehicular.

Además de esto, desde hace un tiempo se vienen presentando problemas con el alumbrado público, pues algunas partes del sector se encuentran en total oscuridad lo cual es el ambiente perfecto para propiciar crímenes.

La Administración municipal no se ha hecho cargo del mantenimiento a un buen número de lámparas pertenecientes al alumbrado público. A esto se suma el llamado que le hacen a la empresa Surtigas pues más de seis etapas pertenecientes a esta zona no cuentan con gas natural, por lo cual piden que se les priorice y de esta manera lograr una pronta solución para la comunidad.

De igual forma, otra situación crítica que están viviendo los habitantes del barrio son los lotes enmontados y vías con tramos solitarios, situación que es aprovechada por los delincuentes. Algunos residentes del sector le pidieron a la Policía que aumente el patrullaje en esta área de la ciudad con el propósito de minimizar los atracos.

“Los antisociales toman ventaja de la oscuridad en las noches y atracan a todo tipo de personas que andan por aquí de noche”, advirtió un habitante de la localidad.

Recientemente, debido a las fuertes lluvias dos viviendas del barrio sufrieron afectaciones, puesto que las fuertes brisas las dejaron sin techo, y ante esta situación desde la Oficina de Gestión del Riesgo se pronunciaron explicando que “se presentaron algunos destechamientos en dos viviendas de vereda tropical y ya se están realizando los censos poblaciones para entregar las ayudas humanitarias a las familias afectadas” según lo manifestó Leonardo Díaz.

Algunos vecinos han expresado que anualmente se presentan situaciones similares y desde la alcaldía siempre llegan al barrio a censar pero eso solamente queda en censos porque las ayudas humanitarias no se ven. “Cuando llega la época invernal, sufrimos con este flagelo, el alcalde siempre nos promete ayudas y nunca las vemos, cuando realmente las necesitamos”, sostuvo una vecina del barrio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*