Todo mal, ni la Ronda – Parte 1

Todo mal, ni la Ronda – Parte 1

Los cestos donde los transeúntes depositan las basuras en la Ronda del Sinú, se encuentran en mal estado, la cubierta está desecha y algunas personas desadaptadas pintan grafitis, según algunas personas manifiestan que esta situación permanece así desde hace más de tres meses y la administración ni ve, ni oye, ni entiende.

Por falta de mantenimiento a las bancas de la Ronda del Sinú poco a poco se les ha ido cayendo el concreto con el que están elaboradas, esto se ha vuelto incómodo para las personas que desean descansar en ellas.

El ciudadano común que transita a diario por la Ronda del Sinú, se encuentra con indigentes acostados en los andenes y bancas de la ronda, esta situación mantiene en estrés constante a la comunidad. Algunas personas han manifestado que esperan que se incluyan en programas de resocialización y mejoramiento de su nivel de vida.

Es evidente el olvido total en el que se encuentran estas escalerillas, la infraestructura está a medias y llena de basuras, algunas personas han hecho mal uso de estas escaleras y en vista de que no hay nadie vigilando aprovechan para dañarlas.

Increíble que una mega obra como esta, sea destinada para el criadero de vectores y recolección de basura, produciendo así enfermedades a la población infantil y geriátrica que frecuenta el parque.

Hace dos años un árbol cayó sobre las barandas que servían como pasamanos de la bajada a las escaleras, desde ese entonces no ha habido nadie que se percate de mandar a levantarla, todo lo contrario, poco a poco se ha ido deteriorando más el piso quedando prácticamente intransitable.