Todo mal, ni la Ronda – Parte 2

Todo mal, ni la Ronda – Parte 2

Ronda Norte

El descuido y la falta de mantenimiento es evidente en la Ronda Norte. En la fotografía observamos que lo que podría ser una fuente de agua se convirtió en una letrina llena de desechos y agua contaminada y criadero de zancudos.

En lo que se ha convertido este que en los estudios de diseño sería un gran e imponente mirador con vista a nuestro majestuoso río Sinú y parte de la zona élite de la ciudad.

Las camillas de gimnasia que están en la zona del gimnasio se encuentran con grandes orificios producidos por habitantes de calle, y no se ve reflejada la mano de la administración municipal para restaurarlos pese a los tantos años que tienen de estar así.

Los parques infantiles de la ronda norte no están en óptimas condiciones para que los niños jueguen en él, los toboganes están rotos y esto podría ocasionar un accidente en los menores que van a jugar al parque de diversión, según manifiestan algunas personas ya han tenido accidentes, e incluso los jóvenes salen con las prendas rotas producto de los clavos salidos.

Producto de las raíces del árbol que sembraron en la Ronda Norte, los adoquines se han ido levantando hasta llegar al punto de quedar destrozados completamente, convirtiéndose esto en un peligro para las personas que transitan por este lugar.

Es evidente el pésimo estado en el que se encuentran lo que queda de los baños en la Ronda Norte, es algo totalmente antihigiénico, se nota que en años no se le ha hecho el aseo debido y necesario, en vez de ser un baño donde las personas acudan para hacer sus necesidades.