Siguiendo al campeón – 9a parte

Siguiendo al campeón – 9a parte

Montería se embriagaba y disfrutaba el triunfo de Lora, homenajes, recepciones, sancochos y condecoraciones iban y venían, la gente opinaba y decía se lo merece ahora si podrá comprarle la casa a su mamá, en fin toda clase de comentarios ocasionados por el gran campeonato obtenido por Happy.

Nosotros pasamos a nuestra vida cotidiana, claro está con la gran esperanza de que Miguel hiciera muchas defensas para acompañarlo y seguir disfrutando de la magia de su boxeo y su carisma.

En la velada donde Lora quedó campeón peleó un boxeador puertorriqueño de nombre Wilfredo Vásquez, peleaba en la misma categoría gallo, a mi me impresionó por su fortaleza, luego me manifestaron que ese sería el rival de Happy en la primera defensa, desde ese instante me preocupé, porque Lora a pesar de tener grandes virtudes debería enfrentarse a un rival menos peligroso que Vásquez, además era de la misma cuerda de tuto Zabala, pero bueno, los Zabala jugaban a lo seguro, y así fue, se concretó la primera defensa de nuestro campeón para el 8 de febrero de 1986 en el Convecion Center de Miami un escenario de más capacidad que el tamiami park.

Antecedieron a nuestro próximo viaje a la primera defensa de Happy, muchas tertulias con el doctor Raymundo Berrocal, Álvaro Berrocal y el distinguido jurista Juan rodríguez faccety donde el tema era el boxeo y Happy Lora.

Hablábamos de las demostraciones que siempre dio en sus peleas amateurs donde vislumbrábamos lo que podía suceder en el futuro como en realidad así pasó, Lora era ya campeón mundial.

Decíamos que estas tierras algún día tenían que ser recompensadas con grandes triunfos de nuestros atletas, hablábamos del pasado boxístico con exponentes como Zenón Vellojin campeón bolivariano, de jerónimo Triviño “El caimán del Sinú” del barbulito Zuluaga y de la hazaña de Henrique Higuins el primer Cordobés en pelear por un titulo mundial en los ángeles california por los años 60, el triunfo de lora serbia para rememorar las grandes hazañas de sus antecesores en nuestros conversatorios en la torre Garcés y en la avenida primera frente al remanso de don Lucho Berrocal abuelo de Raymundo.

El triunfo de Lora trajo muchos cambios inmediatos en su vida, en la ciudad aparecieron personas que nunca habían tenido que ver con su carrera boxística, aduladores, y consejeros oportunistas que ya le sugerían y le insinuaban que comprara casa en el barrio el Recreo donde viven los ricos de Montería, todos le decían compadre, hasta el” jilguero de América Jorge Oñate” se ofreció para cantar el himno de Colombia en la primera defensa, el periodista Eugenio Baena de Cartagena lo nombró padrino de su hija la hoy estrella del patinaje mundial” La chechi Baena”.

Terminaron los festejos y Brussa ordenó la preparación del campeón con miras a la primera defensa ante Vásquez, comenzaron los footin con varguitas en las madrugadas y las primeras sesiones de Sambat y guanteo en el gimnasio bajo la supervisión local de Pedro Vanegas uno de sus entrenadores forjadores del patio, luego ese trabajo concluiría en Miami con Amilkar Brussa hasta el día donde el campeón de los gallos expondría su reciente titulo obtenido.

Nosotros los periodistas deportivos también nos preparábamos haciendo alianzas que nos representaran menos costos y alguna utilidad ya que los patrocinadores con el fenómeno de lora fluían por doquier para anunciar desde estados unidos. Fue así como en esta oportunidad transmitimos unidos para las Emisoras Ondas de Urrá y radio Panzenú con Robinsón Suárez quien acumulaba grandes experiencias técnicas del primer viaje, con la diferencia que para esta pelea nos tocaba arreglar los derechos de transmisión con el hermano del campeón el gran” Pacho Lora”.