Hay dos cosas para las que están diseñadas las  habitaciones: Tener sexo y descansar. Cuando una de estas dos actividades falla, nuestro rendimiento diario se ve dañado.

Expertos explican que estas dos actividades se encuentran estrechamente relacionadas. Tener relaciones sexuales te ayuda a dormir y más horas de sueño aumenta tu deseo sexual. Así que si sufres de insomnio, el sexo podría ser el remedio.

Las hormonas liberadas luego de tener actividad sexual suelen hacernos sentir relajados y desestresados, lo que nos lleva a tener mejor calidad de sueño. No se necesita ser experto para saber que luego de tener un encuentro íntimo se antoja acurrucarse y descansar.

Se dice, que después el sueño es más profundo, por lo que al despertar la pareja tiene mayores posibilidades de empezar el día de buen humor y ser más productivo, además de haber descansado lo suficiente.

Por el contrario, si tienes malos hábitos de sueño esto podría estar perjudicando tu vida sexual, si una de las partes de la pareja está durmiendo poco o teniendo una calidad de sueño deficiente porque despierta por las noches, su deseo sexual se reduce notoriamente.

Una vez dicho lo anterior, deja de tomar pastillas para dormir, el remedio natural y más placentero para poder conciliar el sueño es, sin duda, tener una noche de inmensa pasión al lado del ser amado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí