Senado estatal de Alabama aprueba ley contra el aborto más estricta de EE.UU

Este martes el Senado estatal de Alabama de Estados Unidos, aprobó ley que prohíbe la interrupción voluntaria del embarazo en cualquier fase de la gestación y solo se permite la práctica en caso de que corra riesgo la vida de la madre.

La ley también penalizará con 99 años de prisión a los médicos que la realicen, convirtiendo a Alabama en unos de los últimos 16 estados en aprobar normas estrictas, limitando a la mujer al derecho al interrumpir su embarazo.

La ley fue aprobada por siete votos a favor y en dos en contra, en la Comisión de Asuntos Judiciales; la ratificación quedó en manos de la gobernadora Kay Ivey y que hasta hora no se ha pronunciado acerca del proyecto.

El objetivo de sus defensores es iniciar una batalla judicial que llegue a la Corte Suprema de Justicia, convirtiéndose en un desafío a la sentencia hecha de la Corte Suprema de 1973, que se considera histórica en el país por el reconocimiento del derecho de las mujeres a abortos seguros. Los senadores estatales buscan llegar hasta el máximo tribunal para que reconsidere ese fallo, así como la legalidad del aborto en Estados Unidos, y que de esa manera pueda entrar en vigencia la ley.

El vicegobernador y presidente republicano del Senado, Will Ainsworth, felicitó la decisión y dijo que los legisladores «han dado un gran paso en la defensa de los derechos de los no nacidos».

La organización de defensa de derechos humanos en Estados Unidos, ACLU, prometió hacer una demanda para impedir su implementación y sostuvo que la medida no entrará en vigor.

«Esta ley castiga a las víctimas de violación e incesto al tomar control de sus propios cuerpos y forzarlas a dar a luz», sostuvo ACLU de Alabama en un comunicado, ya que la ley no permitirá que se practique la interrupción en caso de violación ni incesto.

Bobby Singleton, líder de la minoría demócrata en el Senado, expresó que los legisladores que eliminaron la salvedad por violación o incesto: «acaban de violar el propio estado de Alabama».

«Le están diciendo a mi hija que ella no importa (…) Que está bien que los hombres la violen y que tendrá que tener un hijo si sale embarazada», agregó Singleton.

Según el informe de Instituto Guttmacher, durante el año 28 estados introdujeron nuevas reglas para limitar el aborto, incluso desde a partir de la sexta semana en el “primer latido fetal”, pero la ley no ha sido aprobada en ningún estado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*