Sectores de Rancho Grande conviven con los malos olores

Sectores de Rancho Grande conviven con los malos olores

Los habitantes del barrio Rancho Grande, ubicado en la margen izquierda de la ciudad de Montería, se quejan de los problemas de alcantarillado, pese a que recientemente fueron pavimentadas algunas calles del barrio, en la parte central del colegio de este sector, se presenta un foco de contaminación debido al rebose de manjoles que son constantes.

“En el barrio tenemos un problema muy grande y es que en la parte principal del colegio se rebosa con mucha frecuencia un manjol que hay allí y no se sabe por dónde ni cómo vienen esas aguas negras y podridas, creemos que el sistema hidráulico del barrio no está funcionando en su totalidad y por ello es que diariamente se derrama el alcantarillado, deseamos saber qué es lo que está pasando porque los niños no pueden dar clases con esa contaminación latente, lo que solicitamos es que la empresa haga un monitoreo de todo el sistema de alcantarillado que hicieron en el barrio y le den una pronta solución a las anomalías que encuentren”, expresó un habitante del sector.

Otra situación que se ha presentado con el alcantarillado es en la manzana 24 donde el sistema colapsa porque lo pusieron a evacuar hacia la orilla del río pero no finalizaron su proceso, por lo que ocasiona un constante rebose en la fuente de agua.

Y es que en este sector del barrio no es donde solamente se presenta esta problemática, se conoció que en la comuna uno, la empresa Veolia no hace la debida limpieza que deben hacer, las tuberías están tapadas con balones, todas en todos los barrios, por eso es que hay rebosamientos de agua, “he peleado, he demandado, he ido a Proactiva, pero no recibo soluciones por parte de ninguna entidad encargada”, comentó Julio Méndez, líder de ese sector.

“Como amigo y líder de la comuna uno, le pido el gran favor al señor alcalde de la ciudad, Marcos Daniel Pineda García, por quien sudé la camiseta en las pasadas elecciones, que coloque su mirada en los barrios Rancho Grande, Las Palmas, Villa Nazaret, entre otros sectores cercanos a estas comunidades, los cuales están en completo deterioro y abandono por parte de su administración”, expresó Julio Méndez Jiménez, líder de la comuna uno.

Otro problema que aqueja a la comunidad es el consumo de sustancias psicoactivas y el microtráfico que acechan a los habitantes, impidiendo que los niños o demás personas se acerquen a compartir o disfrutar de los espacios de recreación que brinda el polideportivo a pesar del estado de deterioro en que se encuentra.