Sector ‘Las Caballerizas’ del barrio 6 de Marzo viven un calvario

Sector ‘Las Caballerizas’ del barrio 6 de Marzo viven un calvario

El barrio Seis de Marzo, sector Las Caballerizas, desde hace varios meses ha sido azotado por un rosario de problemas como lo son las calles rotas, la inseguridad, poco acompañamiento del cuadrante de la policía, manjoles rebosados, cunetas tapadas y calles en mal estado e inundadas, por ello decidieron acudir a la voz principal del barrio, el líder de la Junta de Acción Comunal, con el propósito de que haga llegar las quejas de la comunidad hasta el despacho del alcalde Marcos Daniel Pineda y demandar una pronta solución a esta situación.

El principal problema es con la empresa Veolia, puesto que al momento de conectar el alcantarillado taparon las cunetas y las calles se inundan. Voceros de la comunidad afirman que “varias veces hemos llamado a Veolia porque ese manjol dura hasta tres meses rebosando pero no hacen nada al respecto, con decirle que ni siquiera vienen a ver qué pasa, uno es el que tiene que soportar el olor y las enfermedades que ya se están presentando, a veces la misma comunidad cuando ya no puede mas le echa arena para minimizar un poco el hedor”.

Los habitantes consideran que el taponamiento se debe a un bombeo especial que realizan los de la empresa Veolia en la planta de Sierra Chiquita, de ser así, piden que se les dé una solución a corto plazo y no tener que esperar hasta 2 o 3 meses para que hagan presencia con el carro elefante succionando el agua y a los pocos días otra vez con el mismo inconveniente.

Por otro lado, en el barrio se está viviendo un foco de contaminación bastante grave, aparte de soportar el fétido olor de los manjoles, ahora también soportan las aguas estancadas en las cunetas ya que el sistema de evacuación estuvo mal diseñado y el agua no tiene para donde correr y todo el tiempo está en los canales, “yo opté por tapar la cuneta porque ya no aguantaba más ese olor, es bien sabido que esa agua se debe dejar correr pero es que el diseño del drenaje lo hicieron muy mal hecho y esa agua diariamente está en la zanja, es muy feo uno estar sentado en la terraza o en la sala comiendo y tener ese olor diariamente”, manifestó una habitante del sector.

Pero el problema de manjoles rebosados y cunetas con aguas estancadas, no es solamente lo que aqueja al barrio en general, es también las calles sin pavimentar que desde hace tiempo el alcalde de turno, Marcos Daniel Pineda, les ha prometido pavimentar la calle 7 y hasta el momento no se ha visto ninguna obra, en las esporádicas visitas que hace Pineda García al barrio Seis de Marzo, ha dicho “que ya esa calle se encuentra metida en el proyecto”, pero hasta el momento no se ha hecho la ejecución del mismo, actualmente solo cuentan con una calle pavimentada y es la principal.

El rebosamiento del manjol, está causando epidemias a los habitantes, especialmente en los niños, debido a las deficiencias del sistema del alcantarillado, que no les hacen mantenimiento a estos registros, la comunidad teme conectarse al alcantarillado porque consideran que en tiempo de invierno el agua putrefacta va a salir por las baterías sanitarias, es por ello que mejor siguen conectados a los pozos.

Enfermedades respiratorias, virales, y cutáneas están afectando las 24 horas del día a la población del barrio Seis de Marzo, lo más preocupante es que a pocos metros del manjol se encuentra la Institución Educativa Seis de Marzo, para la comunidad es un acto de indolencia que la empresa encargada de revisar este tipo de problemas no haya hecho presencia, aún sabiendo que los niños se soportan ese olor durante toda la jornada escolar.

En cuanto a la seguridad del barrio, vecinos del sector manifiestan que ha habido varios atracos principalmente porque las calles están muy oscuras “de ocho en adelante nadie se puede sentar en las terrazas por el temor que los atraquen, el cuadrante de la policía tiene escasos agentes y casi no pasan por el barrio a dar las respectivas rondas”, manifestó Argemiro Vergara.

El alumbrado público funciona en algunos sectores y en otros no, lo que le da pie a los amigos de lo ajeno para que cometan sus fechorías. Según una habitante, “algunas calles son bastante oscuras, de ocho en adelante ya no se puede pasar por allí por temor a que los atraquen o les hagan algo malo, la comunidad en general del Seis de Marzo le pide al ente competente del alumbrado que revise las redes, y si hay algún daño por favor repararlo por el bien de todos”

Los demás servicios públicos del barrio hasta el momento están en óptimo funcionamiento, pero sí le piden a Veolia que les eche una mano en ese problema que es de total conocimiento para la empresa porque en varias ocasiones hasta las instalaciones de las oficinas le han hecho llegar cartas solicitándoles la revisión de las redes de alcantarillado.