Se revoca venta de Cafesalud al consorcio Prestasalud que opera a Medimás EPS.

Se revoca venta de Cafesalud al consorcio Prestasalud que opera a Medimás EPS.

La Agente Especial Liquidadora de Saludcoop EPS, Ángela María Echeverri, asumió la decisión de revocar la venta de Cafesalud E.P.S. a Medimás EPS, en respuesta a un requerimiento de la Procuraduría General de la Nación, ante los reiterados incumplimientos del reglamento de compraventa y en la prestación de los servicios a sus más de 4 millones de usuarios.

La liquidadora de Saludcoop y la Junta Directiva de Cafesalud decidieron este miércoles 3 de Octubre dejar sin efecto la venta que trasladó las acciones al consorcio Prestasalud, y dar por terminados los contratos de arrendamiento de las clínicas a través de las cuales Esimed opera como red Medimás EPS.

La decisión adoptada por la Liquidadora de Saludcoop para hacer valer el orden jurídico, proteger los recursos del sistema y ante todo, garantizar el derecho a la salud, le concede razón a la Procuraduría que desde antes de la venta de Medimás, denunció que los virtuales compradores no contaban con el músculo financiero, ni con la experiencia suficiente para asumir el aseguramiento de los afiliados que venían de Cafesalud.

Uno de los incumplimientos que más preocupa a la Procuraduría General tiene que ver con el cierre de 8 clínicas de las 19 que integra Esimed, sumado a la falta de pago de los cánones de arrendamiento, deuda que asciende a más de $32 mil millones de pesos, así como a la falta de condiciones para la debida atención de los usuarios.

En relación con el cronograma de pago de las acciones de Cafesalud, suscrito en julio y agosto de 2017, los compradores se encuentran en mora de más de 90 días, habiendo hecho un último pago parcial en el mes de julio, lo que ubica la deuda en más de $74.101 millones de pesos, sin incluir los intereses de mora correspondientes.

Y frente al contrato de compraventa de las acciones de Esimed no se ha hecho un solo pago por este concepto, por lo que a la fecha la deuda total asciende a $17.500 millones de pesos, más intereses de mora, obligaciones que se harán exigibles mediante las garantías que soportaban los pagos.

Esta decisión está condicionada a que la Superintendencia Nacional de Salud adopte las medidas necesarias para garantizar el aseguramiento y la continuidad de la atención a los más de 4 millones de afiliados con que cuenta Medimás EPS.

Para ello, la Supersalud adoptará un plan de contingencia gradual, para que en los 29 departamentos donde tiene presencia la EPS, se garantice la cobertura en la atención de los afiliados y sus beneficiarios.