Santos en su laberinto

Santos en su laberinto

Editorial
Por increíble que parezca el presidente Juan Manuel Santos da la sensación de estar solo en su laberinto. El hombre más rodeado de gente en Colombia ministros, asesores, superministros, súper intendentes de toda índole y cuanto lagarto que a usted se le ocurra llegan a la casa de Nariño pero la sensación es que el Presidente está solo. Una cosa es defender un proceso de paz que de antemano el mismo sabía que esta empresa era casi imposible de realizar, pero que con su terquedad se ha jugado desde el gobierno anterior su capital político.¿ Pero dónde están los coequiperos del Presidente? Ministros indolentes de diferentes organizaciones políticas y que de paso mal llaman de la “Unidad Nacional “ cada uno con agenda propia, queriendo hacer su propio “Gol” para mostrarse diferente a los demás , pero sin compromiso con la paz, ni con las políticas del gobierno.

 

 

Es estéril pedirle a estas “estatuas” que se movilicen por todo el país pensando en la patria y no en el interés que ellos muy bien representan.

 

 

 

Pero tal vez el peor de los mensajes lo envía el vicepresidente German Vargas Lleras a quien nadie puede decirle nada ,inmune a toda crítica y dicho sea de paso el temor que genera caer en su ya mítica “Libreta” “de mala leche “donde los que atinan clasificar caen en desgracia . Hoy parece y así los hechos demuestran que tienen más compromisos con la paz los que forman parte de la oposición, y que en la segunda vuelta Presidencial algunos se atrevieron anunciar su voto por Santos.

 

 

 

Valiente actitud de la ministra Clara López, que frente a una fuerte corriente al interior del Polo democrático que la critíca y la encabeza el senador Jorge Robledo, tal vez el más acucioso parlamentario de oposición, ella mantuvo su decisión férrea y a futuro sabremos su costo político. Sr presidente, salga de su laberinto.