Rosario de problemas en Villa Jiménez

Rosario de problemas en Villa Jiménez

En malas condiciones siguen la vías de acceso al barrio Villa Jiménez, en igual estado se encuentra un puente artesanal elaborado por la comunidad para poder entrar sin dar tantas vueltas por el puente construido por el municipio que es el que conecta a los nogales con este barrio.

Según manifiestan líderes del barrio las calles de acceso a estos sectores están inservibles, sobre todo cuando llueve es imposible la salida de estos lugares por parte de estudiantes y personas que tienen que llegar a sus sitios de trabajo, y en épocas de verano solo quedan las calles con grandes huecos que desde hace tiempo no les echan por lo menos balasto o le pasan una motoniveladora para nivelarlas. Solamente las que están en regular estado es porque la misma comunidad las arregla comprando escombros de construcciones para tapar los huecos más grandes que existen en el barrio.

La mayor problemática con las calles es la adecuación de la calle 22 que da vía de acceso al barrio Villa los Alpes, por el puente de madera, “estamos necesitando urgentemente que nos arreglen esta vía primero que todo porque es la principal, le hacemos un llamado al alcalde de la ciudad Marcos Daniel, para que no nos visite solo en época de campaña, si no que venga y se de cuenta de las necesidades que tenemos en el barrio, parecemos unos marranos por vivir tanto en el lodo, solicitamos por lo menos un volco de balasto para mitigar un poco la problemática, puesto que en época de invierno es casi imposible tener unas calles en buen estado” aseguró un vecino del sector.

Las cunetas no existen en muchas calles y las que están, se encuentran taponadas ya que algunos vecinos no permiten que el agua desagüe por el frente de sus casas, e incluso se han formado trifulcas entre ellos.

A raíz de que los habitantes decidieron calzar las lotes las calles están más bajitas, es por eso que se hace necesario una máquina que haga las cunetas y así el agua no quede estancada en frente de las casas, puesto que según manifiestan algunos habitantes “esas aguas estancadas lo que hacen es llamar mosquitos y enfermedades para los niños y adultos, y la salubridad es terrible”.

Algunas personas aseguran que han podido sobrevivir con el lodo porque han sacado de sus recursos propios para arreglar las calles, debido a que muchos de los habitantes trabajan en la zona céntrica de la ciudad y deben salir con buena presentación para llegar a sus lugares de trabajo “ya ni moto podemos coger porque todas están llenas de barros, y con el fin de evitar que se nos ensucie la ropa o los uniformes preferimos coger la ruta”, afirmó un poblador del barrio Villa Jiménez.

El puente de concreto presta un buen servicio ya que por ese lado llegan los camiones que llevan mercancías a los diferentes establecimientos de abastos como víveres y abarrotes en épocas de verano, de igual forma pasa con el servicio de transporte especialmente taxis y mototaxis. Pero la comunidad exige que el gobierno municipal, por lo menos les arregle los puentes de madera para mayor facilidad en la movilidad del barrio.

A este rosario de problemas se le suma el espacio que en un momento fue un escenario deportivo y del que ya hoy solamente queda monte y barro. Hace aproximadamente dos años han tenido que padecer esta situación, pese a que según manifiesta un habitante del barrio, el señor Jaime Vergara les había prometido una obra en el barrio si ganaban un campeonato de comunas, y efectivamente el barrio Villa Jiménez fue el campeón, pero hasta el momento no han visto ninguna obra en la cancha, pues las promesas del señor Jaime solo quedaron en palabras.

“Todos nos animamos a participar en el torneo de las comunas porque el premio era una obra para el barrio y la necesidad más urgente que tenemos es la adecuación de la cancha, salimos ganadores en el torneo pero nunca nos cumplieron con lo que nos prometieron” aseguró Robinson Coronado.

“No queremos un escenario como el camping, pero sí un lugar donde se puedan divertir niños y adultos porque esa es la finalidad de la cancha, tenemos varios años que no hemos podido realizar torneos por el mal estado en que se encuentra y por más que queramos hacer algo no podemos”, afirmó Alfredo Morelos.

Los habitantes del barrio Villa Jiménez se sienten abandonados por la administración municipal y la Gobernación Departamental, evidentemente la problemática por la que están atravesando es “inhumana” como ellos mismos la han calificado, por lo que esperan que tomen cartas en el asunto los entes competentes lo más pronto posible.