De acuerdo con un especialista en la monarquía, existe una antigua ley que data de hace unos 300 años que establece que la Reina Isabel tiene la custodia del hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry.

Dicha ley, que data de 1717 y fue impuesta durante el reinado de George I, salió a relucir tras la polémica con la Corona Británica y la decisión de los duques de Sussex  de apartarse de sus deberes como miembros de alto rango de la Familia Real Británica y dejar de depender de los fondos públicos.

La experta en la realeza Marlene Koenig aseguró en una entrevista publicada por el diario británico The Mirror, que la tenencia legal del pequeño Archie, hijo de Harry y Meghan, pertenece a la Reina Isabel y aseguró que tampoco la segunda línea del trono, el Príncipe William y su esposa Kate Middleton tienen legalmente la custodia total de sus tres hijos: el Príncipe George, la Princesa Charlotte y el Príncipe Louis.

Según confirmó la especialista, la regla todavía existe hoy y «técnicamente» los padres necesitan el permiso de la Reina Isabel para sacar a sus hijos del país.

Pero mientras Harry se debate entre el amor por su abuela Isabel y los reclamos de su esposa Meghan, se dio a conocer que han decidido vivir tanto en Canadá como en Reino Unido, se espera que la Reina Isabel no se oponga para que el bebé Archie, también lo haga con ellos. Aunque todo dependerá de lo que decida la monarca.

Tras el encuentro familiar en el que se acordó una «transición» para resolver el conflicto, la Reina Isabel emitió un comunicado en el que apoyó la iniciativa de su nieto.