20 días dio la JEP como plazo para recibir pruebas contra Santrich

20 días dio la JEP como plazo para recibir pruebas contra Santrich

Luego de toda la polémica que generó la pérdida de la carta en la que Colombia pedía a Estados Unidos las pruebas en contra de alias Jesús Santrich, este martes se conoció que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), dio un plazo de 20 días hábiles para que la Corte Federal norteamericana envíe la documentación y así se pueda evaluar a fin de determinar si procede o no la extradición del exguerrilero.

Se conoció que la extensión del plazo se dio el pasado lunes 4 de febrero, por votación de la Sección de Revisión de la Jurisdicción, cuyos resultados cerraron con cuatro a favor y uno en contra Es de recordar que el ciclo probatorio en este proceso cerraba el pasado 29 de enero.

En cuanto a la pérdida de la carta que había sido enviada por correo desde diciembre de 2018 por el Ministerio de Justicia, y que se dijo había quedado varada en Panamá, la Sección explicó que se trató de “un hecho ajeno a la jurisdicción que entorpeció el buen funcionamiento de la labor de administrar justicia en el contexto de los Acuerdos de Paz y no atribuible al destinatario de la solicitud de la asistencia judicial, sino a quien fungía como intermediario o canal diplomático entre los diferentes Estados y a la empresa de mensajería que se utilizó para la remisión de la carta rogatoria”.

Trascendió que la JEP notificó formalmente la decisión a la Fiscalía General de la Nación y al presidente Iván Duque a fin de ambos “examinen si hay lugar a realizar un juicio de ponderación, en relación con la prolongación de la privación de la libertad”.

Es de recordar que este exguerrillero se encuentra desde abril de 2018, preso en la cárcel La Picota con fines de extradición, por su presunta vinculación en el tráfico de 10 toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos.

Su detención fue objeto de una severa polémica, pues desde el principio este argumentó ser inocente, razón por la que incluso hizo un huelga de hambre que luego tuvo que detener por complicaciones de salud. También otros exguerrilleros como por ejemplo, Iván Márquez, han advertido que si la justicia colombiana accediera a extraditarlo, sería un detonante para que todos los desmovilizados de la guerrilla retomen las armas.