PACTOS DE PAZ QUE HAN QUEDADO EN LA HISTORIA

PACTOS DE PAZ QUE HAN QUEDADO EN LA HISTORIA

Desde gobiernos anteriores se ha venido hablando y sobre todo lo relacionado, con pactos de Paz entre gobiernos nacionales y guerrillas o con mi­licias regionales o con el concurso de partidos políticos. Por lo que es muy importante destacar algunos acontecimientos históricos que han quedado escritas en las páginas de Colombia. Empecemos por algo que tiene una gran importancia y es lo siguiente:

La violencia partidista desatada bajo gobiernos conservadores, 1946 – 1953, utilizó grupos armados civiles, en coordinación con la política, contra población campesina especialmente liberal. En respuesta emergió una resistencia armada liberal que en el sur del país tuvo notoria participación comunista. Entonces, la elite en buen grado refugiada en el exterior y conservadora consiguieron acuerdos hacia superar esta dinámica de guerra civil y violencia política generalizada y altamente degradada.

Consiguieron, acuerdos iniciales en 1951 y en 1953 impusieron, con enfoque de transición a la Paz, en el gobierno militar del General. GUSTAVO ROJAS PINILLA. Sin embargo en 1957, al derivar éste en dictadura, convocaron un movimiento cívico con otros sectores que logró derrocarlo e instalar el Frente Nacional.

Este antecedente histórico permite recordar que bajo la Junta Militar de Transición en 1957, bajo Inspiración de los acuerdos suscritos por el Dr. ALBERTO LLERAS CAMARGO, por el Partido liberal y el Dr. LAUREANO GOMEZ, por el Partido Conservador,(firmados en Sitges en 1956 y Benidora en 1957, España), se convocó y realizó con éxito un plebiscito que legitimó e instaló el Frente Nacional, a la vez que se designó una Comisión Nacional In­vestigadora de Causas y Situaciones Presentes de la Violencia en el Territorio Nacional.

Sin embargo, esta comisión que sesionó por un semestre no logró realizar un informe en cumplimiento de su mandato, al declararse incapaz de conseguir consensos. (Jefferson 2014-) Desde 1964 hasta la actua­lidad, se convinieron pactos de Paz entre parte de éstas guerrillas y va­rios gobiernos al inicio de los años de 1990, en el contexto de la deman­da, y realización de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991, la cual expidió una nueva Constitución Política, que significó una significativa «apertura democrática». En 1989 el Pacto Político de Paz firmado por el gobierno por el Dr. VIRGILIO BARCO, el M-19 y Partido Liberal, junto con las demandas de reforma a la justicia y garantías en derechos humanos, incluyó crear una “Comisión Académica” para esclarecer los fenómenos del narcotráfico y el paramilitarismo y entregar recomendaciones al respecto, con responsabilidad para su conformación en el gobierno, la cual no se conformó.

En 1991 en el acuerdo de Paz entre el gobierno del Dr. CESAR GAVIRIA TRUJILLO, y el EPL, entre otros compromisos en el capítulo de Derechos Humanos Internacional Humanístico, se creó la comisión de Superación de la Violencia, la cual entregó un diagnóstico sobre efectos del conflicto bélico, las expresiones de violencia y crisis social e institucional existente en las regiones de impacto de ésta guerrilla. También en 1991, el Gobierno del Dr. CESAR GAVIRIA TRUJILLO, firmó el acuerdo de Paz con la milicia de Autodefensas indígena MAQL del Cauca, el cual se adhirió a la creación de ésta Comisión, de Separación de la Violencia, de forma que Incluyó el tratamiento del asunto indígena de manera transversal en su informe y sé agregó al diagnóstico este departamento.

Simultáneamente, el acuerdo de Paz entre él mismo gobier­no, y la milicia campesina de los Montes de María PRT, conformó la Comisión de Derechos Humanos de la Costa Atlántica. En el 1994 el Acuerdo de Paz del Gobierno del Dr. CESAR GAVIRIA TRUJILLO, con la fección guerrillera, disidente del ELN, denominada CRS, dio lugar a un foro Nacional por los Derechos Humanos que convino conformar una Comisión Nacional de Derechos Humanos. (Decreto 1533 /1994), Comisión de Composición Gubernamental y Estatal de Alto Nivel y con participación de Oenegés de Derechos Humanos.

Con la FARC ya se conformó y entregó resultados en 2015, una Comisión Académica que hizo aportes de Interpretación sobre origen, factores, actores, dinámicas y victimizaciones en el conflicto. (CNCV, 2015). Además se acordó crear una Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad que habrá de entregar su propio informe en tres años con apoyo en la Convocatoria de Audiencias Públicas. Y con el ELN en desarrollo de su agenda, bajo una metodología que considera la participación de la sociedad, podrán salir iniciativas que complementen y dinamicen las acciones de esta Comisión y de otros ejercicios de memoria histórica.