Qué Vaina: “NOJODA”

Qué Vaina: “NOJODA”

Por: Emilio Córdoba Díaz

La Economía Popular surge, cuando los sectores excluidos del mercado laboral crean su propio trabajo. En algunos casos también son creadores de sus propios circuitos de comercialización, como Ferias o ventas ambulantes. No se trata de casos aislados, sino de un fenómeno que está presente en todos los países del mundo y abarca a una gran parte de la población.
Si bien es producto de la exclusión que genera el desarrollo actual con el modelo Neoliberal, la Economía Popular no está completamente separada de la Economía Global de mercado. Los puntos de conexión son múltiples, tanto al nivel de la producción como del consumo.

Trabajadores de la Economía Popular, son todas las personas que de manera independiente, ya sea en forma individual y/o colectiva, realiza una actividad creadora y productiva por cuenta propia.

La venta de empanadas como las que se ven en todas las regiones del país y en los diferentes escenarios, está pasando por una problemática grave dado al Código de Policía a pesar, de que es una Unidad Económica Popular y que además esta actividad, es el medio de trabajo de muchas personas en el país, que les permite generar ingresos.

Es de anotar que en Colombia existen muchas más, y voy a mencionar otra; como el de cuidar vehículos en las calles de las ciudades. Estas actividades y sus trabajadores no revisten, carácter dependiente. Se realizan en espacios de trabajo (rural, urbano, calle, domicilio, barrio, etc.)

Pero además se dan en diferentes ramas de actividad como son: comercio, recicladores entre otros.
Se puede anotar que, las relaciones laborales son: Familiares, comunitarias y patronales y su forma legal es: Informal o formal.
No debemos olvidar que este tipo de Economía surge por la cantidad de desocupados de un país o de trabajadores excluidos por crisis económicas, sociales, culturales y políticas.

Ahora resulta que nuestros trabajadores de la Economía Popular dedicados a la venta de las sabrosas Empanadas, en vez de que el estado les dé un salario social complementario por su trabajo de manera indirecta, como Estado de garantes de derecho, estamos viendo lo contrario. Ahora, le colocan son multas a los que venden y a los que compran empanadas en ciertos lugares, fundamentados en el nuevo “Código de Policía”

Lo anterior quiere decir que los vendedores de empanadas tras de ser excluidos de trabajos formales, ahora ni en trabajos de la Economía Popular como el que hemos venido referenciando, pueden ejercerlos.

Por todo lo anterior, Permítaseme terminar con una de las salidas populares de nosotros los Costeños y, que en más de una vez lo expresó nuestro recordado Nobel: Gabriel García Márquez y el popular “PACHANGA” Que dice: Qué Vaina: ¡NOJODA!