Nutrición infantil

Nutrición infantil

Este mes,  estamos celebrando a los niños, y por tal  motivo  hoy  les platicare un poco alcanzan la edad  escolar.

 

El inicio de una  buena alimentación es de vital importancia, ya que  en esta  primer etapa de su  vida, los niños formarán hábitos  que  mantendrán por  el resto de su vida, y que mejor que inculcar una buena alimentación a temprana edad para fomentar el sano crecimiento y desarrollo  de los pequeños.

 

Es importante  recalcar que  alimentarse bien no solo  ayuda al desarrollo  físico de nuestros niños, sino,  que también lo intelectual, y en los primeros  años  de vida, esta puede  repercutir positivamente en su estado de salud, así como en su habilidad para aprender, comunicarse con los demás, pensar, socializar, y sobre todo, en su rendimiento escolar. Una buena alimentación puede influir notablemente en su futuro.

 

Estadísticamente en Colombia, el 5% de los niños menores de  5 años padecen de sobrepeso,  12% se encuentran en riesgo nutricional,  por bajo peso y  el  3.4% presenta  desnutrición.

 

 

¿Cuándo inicia la alimentación y cómo debe ser?

 

El inicio de la alimentación está considerado desde  su etapa lactante, es decir desde el  momento del nacimiento, en el cual es importante inmediatamente amamantar al  recién nacido, para estimular la producción de leche materna, ya que a mayor succión mayor producción habrá. La  alimentación, debe ser exclusiva de leche materna y a libre demanda,  por lo menos los primeros 0-6 meses de  vida; solo  en casos en que no pueda ser amamantado se iniciaría con una fórmula maternizada cada 3-4 horas según la demanda del lactante.

 

Para una madre lactante es importante que se cuiden aspectos en la  alimentación ya que  puede verse alterada la composición de la leche y repercutir en él  bebe. Los  4  aspectos  a  cuidar son:

  1. Bebidas estimulantes: Café, té, bebidas con cola, chocolate y cacao
  2. Bebidas alcohólicas: Vino, aperitivos, cerveza (incluido las denominadas sin alcohol) y licores en general. El alcohol ingerido pasa a la leche materna y perjudica al niño.
  3. Vegetales: Coliflor, col, alcachofas, espárragos, pepino, pimientos ya que pueden cambiar el sabor natural de la leche materna.
  4. Medicamentos: No debe auto medicarse, solo use los fármacos  estrictamente recomendados por su médico.

 

Ablactación

 

Algunos  especialistas  recomiendan  que  a partir de los 4  meses  se introduzca la alimentación complementaria  para el lactante,  en esta  etapa podemos introducir zumos de frutas naturales (no cítricas) y  algunos  cereales como  el maíz  y el arroz.

 

A los 6 meses podemos introducir  otros cereales como  el trigo , avena  y centeno , es importante no  ofrecerlos antes de tiempo  ya que  estos contienen  gluten  el cual puede  provocar alguna  reacción alérgica.

 

A esta  edad también empezaremos a introducir las  frutas principalmente  manzana, banano, pera, uva  y  verduras  como  zanahoria, calabaza, brócoli, acelgas.  El orden de estas  no es importante , pero siempre se  debe respetar el método 1:1  es decir  cada  fruta  o verdura  debe ser ofrecida al bebé 1 por  1 durante 3-5  días para que pueda  reconocer  los sabores y no confundirlos ; ya que  no  educar el  gusto  por  cada alimento es lo que  favorece que  posteriormente el  niño rechace ese alimento.

 

A los  7 – 8 meses de  edad   la alimentación  empieza a ser más completa y podemos ofrecerle dentro de las compotas alimentos de  origen animal como pollo, res, ternera , es importante utilizar  la menor  cantidad de condimentos al preparar el alimento para que  conozca  cada uno de los sabores. Sin embargo no  hay que dejar de lado  el aporte de la leche ya sea materna o en fórmula, ya que sigue siendo parte  fundamental de su desarrollo, por lo que esta no debe ser inferior a 500cc

 

Entre los 8 – 10 meses podemos  introducir leguminosas como  frijol, lenteja, garbanzo; además de tubérculos como la papa, yuca, ñame, para posteriormente  a los 10 meses cumplidos introducir alimentos como pescado  y huevo.

 

Esto quiere  decir, que  para el año de  vida  nuestro  pequeño(a)  se integrará a la dieta  familiar, y sus necesidades  también  cambiarán,  el menor  llevará una  alimentación más  completa y es ahí donde empezamos a formar  sus hábitos, por lo que la  elección de alimentos  es  muy importante y esta dependerá  de su desarrollo, peso, y actividad.

 

Necesidades nutricionales 1-2 años

 

– Calorías – 1.200 a 1300 Kcal/día

 

Entre 1-2 años de vida, la leche es un alimento muy importante para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D.

 

A esta edad necesitará de 500cc a 700cc de leche entera al día. También se puede reemplazar parte de la leche con productos lácteos como un yogur, quesos y otros. Lo ideal es que el bebé vaya dejando el biberón para pasar a tomar leche en vaso o taza.

 

A esta edad  es importante:

  • Consumir  diariamente cereales, ya que le provee hierro
  • Ofrecer  2 porciones de vegetales crudos o cocidos
  • Al menos 1 porción de fruta
  • 50 a 100 gr de carne
  • La calidad de los alimentos es lo más importante, se debe evitar los alimentos muy condimentados, picantes, salados o azucarados.

 

Necesidades  nutricionales 2-3 años

 

Calorías- 1.300-1.400 Kcal/día

 

A partir de los 2 años de edad el niño hace 4 -5 comidas al día (desayuno, almuerzo, cena y 2 meriendas)

 

A  esta edad, los niños empiezan a tener la capacidad de morder y masticar, ya se puede añadir algunos trocitos de carne, de verduras o de frutas a sus compotas. Es importante que los niños aprendan a masticar, algunos también intentarán comer con cubiertos (imitando a sus padres).

 

 

Necesidades nutricionales de los 3-6 años

 

Calorías-1.600 Kcal/día

 

En esta edad, el niño ya ha alcanzado una madurez completa de los órganos y sistemas que intervienen en la digestión, absorción y metabolismo de los nutrientes.

 

Es una etapa de crecimiento más lento y estable, en la que los niños ganan alrededor de 2 kilos de peso, y de 5 a 6 cm. de talla, al año.

 

A está etapa los niños desarrollan mayor actividad física, también pueden comer por si solos manipulando correctamente los utensilios.

 

Para finalizar les dejo una opción saludable para  alimentar a nuestros pequeños de  edad escolar.

 

WEB5

 

L.N. Silvana M Gómez Guerrero

Nutricionista