Varios son los casos que han llegado a la Casa de Justicia y Comisarías de Montería, de personas con comparendos injustificados, impuestos por policías que con mentiras, engañan a la población civil respecto al nuevo Código de Policía para imponer multas.

De acuerdo con el abogado Eusebio Canabal Restrepo, La ley 1801 de 2016, el actual Código de Policía, como cualquier otra ley deriva de la Constitución Nacional, es decir que sus normas deben estar acordes con ella.

La Corte Constitucional en su sentencia C – 491 de 2012, estableció que el simple porte con fines de consumo no constituye delito y por lo tanto no debe ser sancionado penalmente, lo que sí constituye delito y merece sanción penal es el expendió o porte de drogas con fines de comercialización, pero no el consumo o porte con fines de consumo, que se verifica de acuerdo a la cantidad de sustancia portada y las circunstancias del caso.

“La policía está aplicando sus código como si fuera ley suprema, está interpretando su normatividad descontextualizadamente, sin tener en cuenta la Constitución y los fallos de la Corte Constitucional y Suprema de Justicia”, precisó el abogado.

Canabal también explicó que el único evento en el cual se podría sancionar a un ciudadano en virtud del código de policía es si se encuentra fumando marihuana en un sitio publico, pues con esta conducta si se afecta el orden público ( salubridad pública), el cual es el verdadero objeto de protección del Código de Policía.

Otros abusos

Relacionado a este tema también está el abuso policial cometido contra los vendedores ambulantes, que si bien el Código indica que la invasión del espacio público acarrea una multa, estos vendedores callejeros tienen una protección especial constitucional ya que ellos gozan de una confianza legítima, es decir, que como ellos comenzaron una actividad ilegal pero el Estado no les dijo nada ellos entendieron que eso estaba bien por eso ahora los pueden sacar a la brava.

Según el término de proporcionalidad de la ley, en Montería no se le puede imponer un comparendo a una persona que tenga perro sin bozal si la ciudad no cuenta con un Coso Municipal que se encargue de lidiar con situaciones relacionados con mascotas que alteran la sana convivencia de la ciudadanía.

Por eso la próxima vez que tenga algún encuentro con algún policía prenda inmediatamente la cámara de su celular, no olvide que esta es la mayor protección que usted tiene contra ellos y que usted está en todo su derecho de no firmar el comparendo si no está de acuerdo e incluso puede apelar este sin tener que pagar un solo peso o asistir a una sanción pedagógica.