¡No se deje engañar! Policía de Vigilancia no opera igual que Policía de Tránsito

¡No se deje engañar! Policía de Vigilancia no opera igual que Policía de Tránsito

Muchos son los casos que se vociferan entre el colectivo, sobre presuntas prácticas equivocadas de parte de la Policía con respecto a la ciudadanía, entre ellos el denominado “abuso de poder”, que –entre otras cosas- podría manifestarse en el momento en el que un uniformado ejerce funciones que no le competen o que no están enmarcadas en el reglamento de la seccional de la cual hace parte.

En principio, como bien es sabido, la Policía Nacional de Colombia tiene varias seccionales cada una con prácticas, funciones y objetivos distintos, entre ellas la de Infancia y Adolescencia, la Ambiental y Ecológica, y entre muchas otras, la de Vigilancia y la de Tránsito, dos de las que podrían adjetivarse como las más polémicas ya que se conocen situaciones en las que una ejerce la competencia de la otra, aún cuando no está estipulado de esa manera.

Sin extralimitaciones

El más claro ejemplo es uno que sucede muy frecuentemente en la mayoría de las calles de Colombia, cuando un civil que viaja a bordo de un vehículo particular es detenido por la Policía de Vigilancia. Hasta allí todo va en regla, los funcionarios están en libertad de solicitar al ciudadano su cédula de identidad y la tarjeta de propiedad del automóvil, mas no están facultados para requerir SOAT, tecnomecánica, licencia de conducción y mucho menos para imponer comparendos.

Si el conductor se rehúsa a mostrarselos y el agente le dice que llamará a otro de tránsito para que se los pida tampoco tendrá validez. Porque al momento en que el agente de tránsito llega y hace contacto visual con el conductor, el vehículo está detenido y sin cometer alguna infracción.

Un agente de vigilancia tampoco puede detener a alguien por violar la norma del pico y placa ni mucho menos inmovilizar el vehículo por tal razón. Y sí retiene al conductor hasta que llame y haga llegar a un agente de tránsito, aplicará lo mismo mencionado en el caso anterior.

Bajo ninguna circunstancia un agente de vigilancia podrá hacer un comparendo y si ese agente tiene una “partera” o “comparendera” consigo, estará cometiendo una grave infracción. Los únicos policías que pueden hacer comparendos son los de uniforme verde claramente identificados como tránsito y los agentes del Datt de uniforme azul.

¿Contradicción?

Sin embargo el subcomandante de la Policía Metropolitana de Montería, William Quintero, indicó que “la policía por orden constitucional, tiene la responsabilidad de ejercer funciones de tránsito no siendo policía de tránsito, está facultada para hacer puestos de control, para verificar documentos, para garantizar que todas las personas transiten sin ningún requerimiento judicial, básicamente la Policía Nacional viene haciendo esos controles con el fin de verificar que no se conduzcan libremente vehículos hurtados, motocicletas, o personas requeridas por la autoridad competente, pero la Policía si está facultada para hacerlo”.

Pero Quintero hizo la salvedad de que “ya es diferente el tema de sanciones de tránsito. Si ya el Policía de vigilancia en su verificación, se da cuenta que va sin seguro, va sin licencia de conducción, lo que tiene que hacer es llamar al policía de tránsito y este obviamente le hace la infracción, le hace su comparendo y ya la persona hace sus trámites correspondientes. Lo único que no puede hacer un policía de vigilancia es hacer un comparendo, pero los controles si están permitidos y lo puede hacer en cualquier parte de la ciudad o en cualquier parte de Colombia”.

Así las cosas el Subcomandante colocó un ejemplo, y es el siguiente: “si un policía en sus labores rutinarias observa que una persona va cometiendo una infracción de tránsito, pues ya es su función llamar al policía de tránsito que venga y ejecute el comparendo, porque entonces ese policía tampoco podría pasar por alto si encuentra una situación en la cual la persona no cumple con la normatividad exigida, pues tiene que sancionarlo como dicta la ley”.